Publicado 31/07/2020 16:26:39 +02:00CET

Condenado a 9 años y 9 meses de cárcel un hombre por abusar de sus dos hijos en Lugo

LUGO, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un hombre ha sido condenado a nueve años y nueve meses de cárcel por abusar sexualmente de sus dos hijos, un niño y una niña, tras divorciarse de la madre; así como por maltratar al menor, al que le pegaba "patadas y bofetadas" desde la infancia.

En una sentencia con fecha de del 27 de julio después del juicio celebrado a principios de mes, la Audiencia Provincial de Lugo considera probado que en 2018 el hombre aprovechó que su hija dormía con él para bajarle la ropa interior y tocarle sus partes íntimas.

Además, según el fallo, en otra ocasión, cuando dormía con el menor, "le tocó el culo en reiteradas ocasiones, apartando para ello la ropa que este llevaba puesta".

El tribunal, además, considera probado que, el múltiples ocasiones, le propinó "bofetadas y patadas" al menor, incluso "cuando estaba en el suelo". Una situación que le produjo al niño una afectación emocional respecto del acusado, así como una alteración de conducta.

La Audiencia Provincial considera que estos hechos son constitutivos de un delito de maltrato habitual, por el que le impone una pena de un año y nueve meses; así como de dos delitos de abusos sexuales a menores, por los que se le condena a cuatro años y un día de cárcel por cada uno de ellos.

Además, el hombre deberá indemnizar a cada uno de sus hijos con 2.000 euros en concepto de daños morales.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Doloroso último adiós a Humberto Janeiro con dos sonadas ausencias

  2. 2

    Transforman agua de mar en agua potable segura y limpia en menos de 30 minutos usando luz solar

  3. 3

    Detenido en Villa del Prado por vender droga desde su tienda a jóvenes en inmediaciones de un colegio

  4. 4

    Defensa prepara una mejora de los sueldos de militares, pero lejos de las aspiraciones de las asociaciones

  5. 5

    Adara Molinero y Elena Rodríguez nos regalan las imágenes más tiernas con el pequeño Martín