La defensa de Rosario Porto pide la nulidad de las actuaciones y del auto de apertura de juicio oral

Actualizado 05/07/2015 9:08:42 CET

Denuncia "vulneración de garantías procesales" y pone en duda "la imparcialidad" del juez instructor

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La defensa de Rosario Porto ha pedido que se declaren nulas "todas las actuaciones" en relación a la causa abierta por la muerte de Asunta Basterra --la menor hallada muerta en una pista forestal de Teo (A Coruña) hace casi un año-- y también que se declare nulo el auto de apertura de juicio oral, del pasado 21 de julio, "por vulneración del derecho a un juez imparcial".

Así lo recoge en el escrito de personación, de cara al juicio, que ha entregado este miércoles en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña con sede en Santiago y al que ha tenido acceso Europa Press. En concreto, pide "la declaración de nulidad de todas las actuaciones".

"Especialmente las practicadas hasta el 16 de octubre de 2013 y la de todas las declaraciones recibidas a los testigos en la presente causa sin la efectiva asistencia de los letrados de la defensa como consecuencia de la declaración del secreto de las actuaciones", añade.

En él, plantea, como cuestiones previas, la vulneración de derechos fundamentales para pedir la nulidad de las actuaciones practicadas. Así, realiza esta petición para las grabaciones de las comunicaciones en dependencias policiales ya que entiende que se trata de una prueba "adquirida con vulneración de garantías procesales".

"ESCUCHAS ENCUBIERTAS"

Al respecto, considera que en el caso de los padres de Asunta --Alfonso Basterra y Rosario Porto, ambos imputados por asesinato-- "no deberían haber sido objeto de escuchas encubiertas", apunta sobre las grabaciones obtenidas durante los primeros días de su detención en los calabozos de la Guardia Civil, en Lonzas, en A Coruña.

Además, sostiene que "no sólo carecían del debido amparo que brinda el derecho a la asistencia técnica de un abogado, sino que, para colmo, las conversaciones que mantuvieron fueron registradas por grabadoras, ocultas, que permanecieron en funcionamiento durante horas y horas".

"IMPARCIALIDAD EXIGIBLE" AL JUEZ

En su escrito, cuestiona también la "imparcialidad exigible" al juez instructor, José Antonio Vázquez Taín y, al respecto, el letrado se pregunta por que no se incóo el procedimiento ante el Tribunal del Jurado hasta el 16 de octubre "si ya desde un primer momento se conocía la tipología delictiva y no existía la menor duda sobre el procedimiento legal establecido para su investigación".

En la misma línea, tilda de "chocante" que estando las actuaciones bajo secreto "se hubieran recibido declaraciones a testigos y a funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía", mientras que califica de "actuación diametralmente contraria" a la presunción de inocencia la labor del magistrado.

A este respecto, ve una "gravísima dejación de funciones" por parte del juez en relación a la publicación de datos de la investigación en medios de comunicación.

"INDEFENSIÓN"

El letrado de Porto alega que esto ha supuesto una "flagrante indefensión" para su clienta ya que entiende que a los futuros miembros del Tribunal del Jurado se les ha facilitado "ya una desorbitada y sesgada --por no decir falsa-- información sobre los resultados de la investigación" .

Asimismo, pone en duda que esté garantizado "el derecho a un juicio justo" y solicita que se declare la nulidad del auto de apertura de juicio oral del 21 de julio de 2014 "por vulneración del derecho a un juez imparcial", señala.

NUEVAS PRUEBAS

Por otra parte, en su escrito y, en caso de que no se estime la nulidad, propone nuevos medios de prueba de cara al juicio, entre ellas algunos ya propuestos durante la fase de instrucción y denegadas, como la petición a la Unidad Investigadora de la Policía Judicial de la diligencia relativa a la fabricación y distribución de las cuerdas halladas en el domicilio familiar de Teo.

También solicita que se emita "un informe detallado" por parte de la psicóloga que trató a Rosario Porto durante años. Además, en la prueba documental, solicita que se unan al procedimiento nuevos informes periciales.

A esta solicitud, suma también impresiones de páginas de diarios digitales sobre hechos acaecidos en Madrid de episodios de sedación a menores, "algunas de rasgos asiáticos", precisa.

En su escrito, solicita también que se admita una decena de testificales, entre ellos la del director del instituto donde cursaba estudios la niña. Entre las periciales, propone la del psiquiatra Luis Ferrer.