Detenido un hombre por atentado a la autoridad, poner en peligro la seguridad del tráfico y por desobediencia en Ourense

Publicado 07/09/2019 18:08:21CET
Vehículo embestido en Ourense
Vehículo embestido en OurensePOLICÍA NACIONAL

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional ha detenido al presunto autor de tres delitos. Se le acusa de atentar contra agentes de la autoridad, por poner en peligro la seguridad del tráfico y por desobediencia en la ciudad de Ourense.

   Los hechos se produjeron la pasada tarde del viernes al hilo de las 20,05 horas, momento en el que la Policía Nacional se encontraba realizando labores de prevención de delincuencia y consumo de drogas durante las fiestas del barrio ourensano de Covadonga.

   En el lugar se encontraban dos agentes uniformados en moto que se disponían a identificar a tres ocupantes de un coche cuando dos de ellos se bajaron y el conductor permaneció en el vehículo. Ante esta situación, uno de los policías se dirigió a la pareja que caminaba y el otro al conductor, indicándole que bajase del automóvil.

   En ese momento, el hombre que conducía inició la marcha haciendo "caso omiso a las instrucciones del agente", según ha explicado la Policía Nacional en un comunicado. Debido a las maniobras del coche, los dos policías tuvieron que apartarse para no ser atropellados.

   En su trayecto, el conductor fue interceptado frontalmente por un vehículo policial de paisano que se identificó y le dio el alto. Justo después el hombre aceleró la marcha y colisionó su coche contra el de los agentes, a los que les provocó lesiones cervicales, por lo que tuvieron que ser atendidos por el médico.

   Tras el choque, el detenido continúo la huida, no sin antes atropellar a uno de los agentes que iba en moto, al que le causó daños en la pierna y mano derecha y también fue atendido por los servicios sanitarios.

   Justo después se inició una persecución por las calles de la ciudad durante la que el vehículo fugado se saltó semáforos, señalesde tráfico y puso en peligro tanto a otros coches como a los peatones.

   Finalmente, los policías de paisano que habían sido embestidos momentos antes encontraron al arrestado de pie, junto a una intersección en la que procedieron a su detención y cacheo. En ese momento, los agentes encontraron las llaves del vehículo entre sus pertenencias y lo trasladaron a dependencias policiales.

   Una vez en la comisaría, el conductor "temerario" se negó a realizar la prueba de alcoholemia y de drogas, por lo que se le volvieron a leer sus derechos por un delito de desobediencia, según han precisado los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

   Además, la Policía Nacional ha precisado que el hombre tiene 30 años, es natural de Pontevedra y le constan 17 detenciones anteriores. Durante la mañana de este sábado pasó a disposición judicial y quedó en libertad.

Contador