Actualizado 21/05/2007 20:16 CET

Detenido un joven de 26 años de Vigo por supuestas agresiones a su pareja y a la madre de la chica

La Policía Local arrestó a cinco personas, dos de ellas menores, como presuntos autores de varios robos

VIGO, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local detuvo de Vigo a un vecino de 26 años de edad en la calle Troncoso como presunto autor de un delito de violencia doméstica, por agredir supuestamente a su compañera sentimental y a la madre de ésta, además de amenazar a la primera con un cuchillo, según informaron hoy las fuerzas de seguridad.

Los hechos ocurrieron sobre las 00.55 horas de ayer en el barrio de O Calvario. Una patrulla se acercó hasta el piso en el que vivía la pareja, tras ser alertados por la llamada telefónica de un vecino que afirmaba haber escuchado una fuerte discusión en el piso contiguo.

Cuando los agentes llegaron al piso, una mujer requirió a los citados efectivos, a quienes manifestó que había acababa de tener una riña con su pareja sentimental y que en la mañana del sábado también habían discutido, y fue amenazada con un cuchillo.

Ambas discusiones, según informó la Policía, fueron motivadas por la convivencia que la madre de la víctima hacía en determinados momentos con la pareja y, en el momento de la intervención, los agentes pudieron comprobar que ambas mujeres presentaban pequeñas heridas, de las que fueron atendidas en un centro médico. Así, se logró interceptar al presunto autor, R.G.C., en las inmediaciones de la Calle Troncoso.

VARIOS ROBOS

Por otra parte, la Policía Local detuvo durante el fin de semana a un total de cinco personas, dos de ellas menores, relacionadas con presuntos delitos de robo. También fue arrestado un individuo como presunto autor de un delito de resistencia y desobediencia a la autoridad.

Así, sobre las 22.00 horas del pasado sábado fueron arrestadas dos mujeres viguesas de 17 años de edad que habían sido identificadas por otras dos menores, supuestas víctimas de un robo con amenazas ocurrido tres semanas atrás.

Las dos mujeres reconocieron a las detenidas como las personas que les habían amenazado y robado una pequeña suma de dinero, así como unas gafas, en la confluencia de la calle Príncipe con la Ronda de Don Bosco el pasado 28 de abril. Así, las presuntas autoras del delito fueron denunciadas al juzgado tutelar de menores.

Asimismo, el coruñés J.A.G.O., de 46 años de edad, fue detenido ayer a las 4.50 horas, al ser sorprendido por una dotación policial cuando corría, a la altura del número 13 de la calle Fernando Conde con una caja registradora entre sus manos.

Los policías lograron interceptarlo tras una corta carrera, y pudieron comprobar que las manos de éste estaban sangrando. Las heridas fueron atribuidas a la rotura de la puerta de cristal de la tienda Black Bull, de donde el presunto delincuente reconoció haber sustraído la caja.

Ese mismo día, a las 5.45 horas, se produjo una doble detención, en este caso, de un vigués de 37 años de edad, A.C.A., y de una mujer de 41 años, M.J.L.G., nacida en Porriño (Pontevedra), relacionados con un delito de robo con fuerza.

Los efectivos policiales fueron alertados de una pelea en la confluencia de las calles Areal y Pontevedra, donde observaron a un hombre y una mujer que discutían. El individuo aseguró que la fémina le había sustraído la cartera el bolsillo trasero del pantalón y que, al percatarse, la había alcanzado después de una pequeña persecución, por lo que ésta fue finalmente arrestada.

Paralelamente, se produjo otro forcejeo cerca del lugar de dos hermanos en el interior de un coche. Al parecer, una de las personas intentaba retener a la otra, que resultó detenida, por ser el supuesto cómplice de la mujer. Además, los agentes revisaron el vehículo, un Citroën Xsara, en el que localizaron varias carteras, tarjetas de crédito, una cámara de fotos y un radiocassete extraíble, objetos de los que el detenido no pudo demostrar su procedencia, por lo que fueron presentados en Comisaría.

Por último, el joven vigués de 23 años de edad I.N.D. fue detenido el 20 de mayo sobre las 3.30 horas en por un delito de resistencia y desobediencia a la autoridad. Una patrulla estaba realizando labores de identificación en el pub Marexada, en el número 43 de la calle Teófilo Llorente, en la zona de Vinos, cuando fue interrumpida por este joven en varias ocasiones, y que, sin mediar palabra, le tiró al suelo los documentos al agente y rompió algunos de ellos. Según informó la Policía, el individuo fue advertido en varias ocasiones, hasta que fue necesario ponerlo a disposición judicial.