Actualizado 09/08/2015 12:21 CET

La DGT inicia una campaña de vigilancia del consumo de alcohol y drogas

La Guardia Civil controla 2.896 conductores en la Región
GUARDIA CIVIL

   El pasado verano se realizaron unas 14,700 pruebas de alcoholemia y 86 de drogas, con 223 y 29 resultados positivos, respectivamente

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Dirección General de Tráfico (DGT) inicia este lunes, día 10 de agosto, una campaña especial de control de la tasa de alcoholemia y de consumo de drogas entre los conductores gallegos que se extenderá hasta el próximo domingo.

   En concreto, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán, durante toda la semana, los controles de este tipo en las vías gallegas. Igualmente, se potenciará la colaboración con los ayuntamientos para realizar exámenes en zonas urbanas, con especial incidencia en las zonas de ocio nocturno.

   La Delegación del Gobierno en Galicia ha recordado en un comunicado que el alcohol es un factor determinante en un tercio de los accidentes de circulación con víctimas mortales. Su presencia en la conducción multiplica entre dos y 15 veces los riesgos de sufrir un siniestro y constituye un factor agravante de sus consecuencias.

    Así, en 2014, los análisis toxicológicos realizados a conductores fallecidos en accidentes de tráfico revelaron que un 39,09% de ellos presentaban una tasa de alcohol etílico en sangre superior a 0,3 g/l, un porcentaje que ascendía hasta el 39,88% en el caso de peatones fallecidos por la misma causa.

   Y es que el peatón, como usuario más débil de la vía, necesita también estar en pleno uso de sus facultades físicas y mentales para no correr riesgos. Menor percepción o percepción equivocada de su entorno, pérdida de visión, mayor asunción de riesgos, son consecuencias que se derivan de la ingesta de alcohol, aumentado la posibilidad de sufrir un atropello.

CAMBIO DE HÁBITOS

   Con todo, según ha explicado al Delegación del Gobierno, la DGT ha detectado un cambio en el comportamiento de los ciudadanos que ha supuesto un descenso significativo de los positivos detectados en controles de alcoholemia en el último decenio.

   De este modo, en España se pasó del 5,1% inicial al 1,7% diez años después. Ahora el propósito de la DGT es bajar del 1% los positivos en los controles preventivos, tal y como se fijó al diseñar la Estrategia de Seguridad Vial para el decenio 2011-2020.

   En todo caso, el departamento que dirige Santiago Villanueva ha advertido de que esta evolución no significa que se haya eliminado el riesgo. El objetivo, tanto de esta nueva campaña especial como de los controles ordinarios, es proseguir en esta línea descendente.

   "La única tasa segura es el 0,0%, pues aunque nos creamos en pleno uso de nuestras facultades físicas y mentales, con la ingesta de alcohol estamos multiplicando el riesgo de sufrir un accidente", ha señalado la Delegación del Gobierno.

   Aparte del alcohol, la DGT ha evidenciado que la presencia de drogas en el organismo afecta a las capacidades para una conducción segura, por lo que el consumo de sustancias psicoactivas será también objeto de control en esta campaña especial.

RESULTADOS DE CAMPAÑA ANTERIOR

   En la campaña equivalente desarrollada en verano del pasado año, se realizaron un total de 14.760 pruebas de alcoholemia y 86 de drogas en la red viaria gallega, resultando positivos 223 en alcohol y 29 en drogas.

Para leer más