El director de Asistencia Sanitaria afirma que la atención fue "igual" durante la crisis

Publicado 09/01/2019 19:12:42CET

   Jefe de Oncología del HULA dice que la comisión de farmacia era "lenta" y que Galicia tiene la "mejor accesibilidad" a nuevos tratamientos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal, ha considerado este miércoles, desde su propia experiencia profesional, que la calidad asistencial durante los años más duros de la crisis fue "exactamente igual" a la anterior y ha certificado que "nunca un paciente dejó de ser ingresado cuando hacía falta" por este motivo.

   Durante su intervención en la Comisión de investigación sobre los efectos de los recortes en la sanidad gallega, Aboal ha recordado que entre los años 2007 y 2016 desempeñó la labor de coordinador de admisión en el Hospital Clínico de Santiago, donde vivió "en primera línea la utilización de los recursos existentes" en época de crisis. Aunque hubo "ajuste presupuestario", el ahora director xeral ha indicado que se aplicaron "medidas de gestión" y de "optimización" de recursos.

   "Siempre la programación de los quirófanos intentamos que fuera óptima y siempre se utilizaron todos los recursos", ha dicho el responsable autonómico, que ha añadido que, desde su experiencia profesional, "nunca un paciente dejó de ser ingresado cuando hacía falta". "En los años de crisis trabajamos exactamente igual. Puedo afirmar que la calidad asistencial, la producción asistencial y la efectividad fue exactamente igual, no hubo ninguna repercusión", ha añadido.

   Del mismo modo, ha defendido el acceso de los gallegos a cualquier tratamiento farmacológico. "Todos los gallegos tienen la posibilidad de ser tratados con el medicamento que el médico responsable quiera prescribirles, no tienen limitación; todos los tratamientos pueden ser prescritos hoy en día", ha dicho Aboal Viñas, que ha recordado que esta situación no ocurre en otras comunidades. "Supondrá más o menos informes, pero, con justificación, todos están accesibles hoy en día", ha certificado.

ACTIVIDAD EN GALICIA

   Jorge Aboal ha dedicado buena parte de su intervención en el Parlamento a analizar la actividad de gestión de la consellería, dentro de la que ha puesto en valor los datos de las listas de espera, que también ha elogiado el diputado popular Aurelio Núñez Centeno.

   En concreto, ha destacado que, a 30 de junio de 2018, el tiempo medio de espera para una cirugía en el Sergas era de 59,8 días, "el mejor datos de los últimos 13 años" y 30 días por debajo de la media nacional. Además, había 1.543 pacientes menos en lista de espera quirúrgica con respecto a la misma fecha del año anterior.

   El director xeral de asistencia sanitaria ha señalado también la "evolución positiva" de los datos del área de consultas de enfermedad, con medidas como el Ianus, la consulta telefónica, la consulta de alta resolución y las vías rápidas. En el caso concreto de las vías rápidas de cáncer, Galicia tenía implantadas en 2018 las del cáncer de mama, colon, pulmón, próstata, vejiga, melanoma y cabeza y cuello, ha recordado Aboal, con una demora inferior a cinco días para la primera consulta o prueba ante una sospecha de cáncer.

   En cuanto al tiempo medio de espera de primeras consultas de enfermedad de atención hospitalaria, fue de 37,3 días en el Sergas, el segundo mejor dato de los últimos 11 años, ha apuntado Jorge Aboal, y 20 días mejor que en el SNS, donde la media fue de 57 días.

   Del mismo modo, ha indicado, a 30 de junio de 2018, el Sergas tenía un tiempo medio de espera de pruebas de 59,1 días, 10 días menos que en junio del año anterior. Asimismo, el número de pacientes en espera para pruebas disminuyó en este periodo en 5.538 personas.

   También ha hecho referencia Jorge Aboal al Decreto de Garantía de tiempos máximos de atención hospitalaria, que de enero a noviembre de 2018 benefició a 40.691 pacientes: 10.465 en cirugía, 15.320 en consultas externas y 14.906 en pruebas diagnósticas; y a la apuesta de Sanidade por las intervenciones ambulatorias, que supusieron en 2017 más de la mitad de las intervenciones realizadas.

LA SUBCOMISIÓN, "UN SISTEMA LENTO"

   En la sesión de este miércoles ha comparecido también el jefe del servicio de Oncología del Hospital Lucus Augusti, Sergio Vázquez, que ha reconocido que la subcomisión de evaluación de farmacia para la autorización de nuevos tratamientos era un "sistema lento" que ahora se ha mejorado a través de una aplicación en la propia historia electrónica del paciente que permite una respuesta "rápida".

   En su intervención, Sergio Vázquez Estévez ha explicado que la subcomisión que analizaba la autorización para la concesión de tratamientos novedosos, no aprobados aún en España, era "un sistema lento", que requería la intervención de múltiples profesionales y que, "a veces, tardaba hasta un mes en dar una respuesta".

   Sin embargo, ha explicado, esta situación ha mejorado en la actualidad, con la solicitud de autorización a través del Ianus, que permite una "respuesta rápida, en dos días".

   Del mismo modo, sobre la autorización de tratamientos, Vázquez Estévez ha explicado que, en el caso de la oncología, "el porcentaje de fármacos que no se autorizan es mínimo en estos momentos" y obedece, fundamentalmente, a "falta de evidencia científica" sobre los beneficios del tratamiento concreto. "Galicia es la comunidad autónoma de España en la que mejor accesibilidad hay a nuevos tratamientos", ha asegurado.

   El jefe del servicio de Oncología del HULA ha destacado también la importancia de trabajar en la "optimización" de recursos en el campo de la farmacia, dado que los nuevos tratamientos oncológicos son "cada vez muchísimo más caros" y "la caja es limitada". Así, ha apostado por, en la medida de lo posible, recurrir a fármacos biosimilares, cuya eficacia y seguridad es "igual que la del original".

   A mayores, aboga por la "personalización" de los tratamientos, adaptándolos a la realidad de cada paciente, y a "evitar los tratamientos de los últimos meses". "Es necesario saber parar cuando conocemos que un tratamiento determinado no aporta ningún beneficio al paciente", ha explicado Sergio Vázquez, algo para lo que colaboran estrechamente los servicios de atención y los cuidados paliativos, en busca de que el paso de uno a otro "no sea tan brusco" y la decisión "esté compartida por el paciente".

COMARCALIZACIÓN DE LA ONCOLOGÍA

   Sergio Vázquez ha presentado ante la comisión de investigación el modelo de Oncología que se sigue en los hospitales comarcales dependientes del HULA, y que pasa por desplazar ciertos días de la semana a oncólogos del Lucus Augusti tanto al Hospital da Costa como al de Monforte.

   En concreto, en Monforte se presta esta atención cuatro días a la semana -un incremento de jornadas que ha sido progresivo-- y en Burela, con más población, cinco días. Cada jornada acude al centro un oncólogo especialista en determinados tipos de cáncer, posibilitando que los pacientes sean atendidos por un "profesional de referencia" en su patología concreta y sin necesidad de desplazarse.

   "Con esto conseguimos dar una asistencia oncológica de altísimo nivel, porque el oncólogo que ve esa patología concreta en el HULA la ve también en el Hospital Comarcal", ha explicado el responsable, que ha destacado el incremento en la cifra de pacientes con este tipo de patologías que se ve en los comarcales desde la implantación del sistema.

Contador