Emilio Cao denuncia el "montaje policial" de su caso

Emilio Cao realiza un balance sobre su sentencia
EUROPA PRESS
Actualizado 30/07/2018 14:03:54 CET

   El joven gallego asegura que no se arrepiente de nada tras ser condenado a tres meses de prisión por "atentado contra la autoridad"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Emilio Cao, el joven gallego condenado a tres meses de cárcel --que no tendrá que cumplir en prisión-- por "atentado contra la autoridad" debido a lo sucedido durante una manifestación de las Marchas de la Dignidad en 2014, ha denunciado que el fallo deja ver "el montaje policial" que se creó alrededor de su caso y lo "reprimida y criminalizada" que está la protesta social en España.

   El joven de 22 años ha valorado de esta manera la resolución judicial del proceso por el que estaba imputado, que recibió el pasado 25 de julio y que le condena también a abonar una multa de 200 euros.

   Así, un juzgado de Madrid identifica un "atentado contra la autoridad", si bien no ha sido condenado a los cinco años y ocho meses de cárcel que pedía la Fiscalía por delitos de desorden público, resistencia a la autoridad y daños a un agente policial.

   Después de "cuatro años de incertidumbre máxima" que le han impedido realizar su vida "con normalidad", Emilio Cao ha hecho un balance sobre su sentencia en el que ha destacado que los testimonios policiales "no se sostenían bajo ningún concepto", al tiempo que censura que casos como el suyo "buscan la docilidad por parte de la población", algo que no acatará.

LA LUCHA SIGUE

   A pesar de calificarla como una "mala experiencia", Cao ha manifestado que no se arrepiente de nada ni tiene "remordimientos" por lo sucedido, ya que no ha cometido "ningún delito" y ha añadido que "la lucha seguirá".

   Además, ha agradecido el apoyo que ha recibido por parte de los alcaldes de Pontevedra, Ferrol, Santiago, A Coruña y otros municipios como el de O Carballiño (Ourense), donde vive. También ha mostrado su agradecimiento al grupo parlamentario En Marea, que desde que se dio a conocer su caso, ha estado involucrado para conseguir la absolución.