Feijóo alerta contra los que se "apresuran a cerrar" Parlamentos o a "sustituirlos" cuando "tienen poder suficiente"

Feijóo alerta contra los que "apresuran a cerrar" Parlamentos o a "sustituirlos"
PARLAMENTO DE GALICIA
Publicado 06/04/2019 15:45:27CET

   (Rogamos a los abonados sustituyan esta información por la anterior por un error en el titular y el primer párrafo)

   El jefe del Parlamento, Miguel Santalices, aboga por "una inmigración ordenada" y por "alentar" el retorno de descendientes de emigrantes

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado el papel de la emigración en los orígenes del Parlamento gallego, y ha defendido la "democracia representativa en momentos en el que es atacada por distintas fuerzas" y en el que hay quienes se "apresuran a cerrar" Parlamentos o a "sustituirlos por sucedáneos" cuando "tienen poder suficiente".

   Así lo ha transmitido en el marco de la entrega de las Medalla del Parlamento, que se concede en este 6 de abril en el que se conmemora la promulgación del Estatuto de Autonomía, y que han recogido 14 entidades que integran la Comisión Delegada del Consejo de Comunidades Gallegas, como legítimos representantes de la emigración gallega.

   Feijóo ha lamentado que "resulte sorprendente que los mismos que consideran superfluos los Parlamentos se apresuren a cerrarlos y a sustituirlos por sucedáneos en cuanto tienen poder suficiente".

   "No hay mejor prueba que la democracia, por imperfecta que sea, siempre molesta a los autócratas, las democracias permiten la expresión de un pueblo plural y coral, mientras que los regímenes autoritarios invocan un pueblo ficticio", ha remarcado Feijóo, "como bien sabe", ha puntualizado, el representante de la hermandad de Caracas.

   En este contexto, ha puesto en valor que "los grandes cambios que experimenta Galicia en las últimas décadas no se explican sin el binomio de la emigración y la democracia".

   Como "cuna de la democracia parlamentaria" ha situado no al Reino Unido sino al Reino de Galicia, con el rey Alfonso IX y la reunión que impulsó en León en 1138, pero también en los emigrantes gallegos ante su capacidad para "aunar" los intereses de Galicia en "centros, uniones, lar, casa o hermandad", "porque lo esencial del Parlamentarismo es el diálogo, el intercambio de ideas, con un incesante sentido comunitario".

   "Que aquellos gallegos de hace doce siglos formaran parte de aquella reunión histórica y que la Galicia emigrante se agrupara en torno a Parlamentos improvisados nos obliga a aprovechar también este acto para reivindicar con fuerza la democracia representativa en momentos en los que es atacada con fuerza por fuerzas de diferente signo", ha proclamado.

   Y desde esta perspectiva, ha proclamado que "los grandes cambios que experimenta Galicia en las últimas décadas no se explican sin el binomio de la emigración y la democracia", con una "Galicia autonómica discípula de la emigración".

   Una emigración que ha llevado a casi medio millar de gallegos a vivir fuera de Galicia, el 25% de ellos nacidos en la comunidad gallega y presentes en 137 naciones, hasta configurar "la primera globalización", pero también "un imperio gallego, específico, pacífico y amable en el que tampoco se pone el sol", pero "singular" porque "no hay emperador, súbdito, ni colonias".

   Tras recordar la impronta de la emigración en el desarrollo de Galicia, también ha puesto en valor que ha permitido constatar que "ni el minifundio, ni la incapacidad para impulsar grandes empresas colectivas formaba parte" de la esencia gallega.

SANTALICES ABOGA POR EL "RETORNO" DE LOS DESCENDIENTES DE GALLEGOS

   Un acto de entrega de la Medalla del Parlamento en el que el jefe del Legislativo gallego, Miguel Ángel Santalices, ha defendido el papel de la "inmigración" en una "Europa avejentada" y ha abogado por una "inmigración ordenada, respetuosa con la ley" y por "seguir alentando" el retorno de los descendientes de gallegos.

   Una reflexión de Santalices en el marco de la entrega en la que ha reconocido la "epopeya" de la emigración gallega, que con cerca de 2 millones de emigrantes solo fue superada en magnitud por Irlanda, en un "fenómeno transversal" que se refleja en que "ni una sola familia gallega se libró de la emigración", porque afectó a "todas las clases sociales", aunque especialmente a las "de menor renta".

   El homenaje a la emigración gallega también ha llevado a Santalices a apelar a todos los que tienen "el privilegio de ejercer responsabilidades públicas" a su "obligación y compromiso de trabajar sin desmayo" para que "emigrar sea solo una opción voluntaria y nunca una obligación casi ineludible".

   "Haríamos bien en seguir alentando como hasta ahora el retorno de los descendientes de nuestros emigrantes, retornados con los que compartimos valores, cultura, idioma y sentimientos, siempre garantes de una integración efectiva", ha resumido.

   Santalices ha recordado la "deuda impagable con la emigración, en el ámbito económico, social, cultural" y el logro de los gallegos que, con "muy limitado bagaje educativo y experiencia vital", fueron "ejemplo de laboriosidad", "paradigma de personas trabajadoras, honestas y leales".

"MORRIÑA" Y PETICIÓN DE QUE SE ESTUDIE LA EMIGRACIÓN GALLEGA

   Las Medallas han sido entregadas a las comunidades gallegas asentadas en España --con representación de la de Cataluña, Salamanca, Sestao y Sevilla--; a las asentadas en Europa, África y Asia -- representadas por Lisboa, Cuxhaven (Alemania), Londres (Reino Unido) y Zürich (Suiza)--,y a las comunidades de América y Oceanía --con presencia de Estados Unidos, Uruguay, Argentina y Cuba--.

   También ha recibido la Medalla la Casa de Galicia de Montevideo, Alberto Walter Iglesias, que ha ensalzado que el "gallego representa fuerza, generosidad, compromiso", con unos "valores que tienen los gallegos pero hoy están en crisis", y que concluyó clamando 'Viva Galicia'.

   Los "Viva Galicia y Viva España" han cerrado las palabras de agradecimiento de María Rosa Sotelo López, de Cuxhaven, que ha recordado la "morriña" que sintieron quienes iniciaron "un viaje con ropa y algo de comida, pero también con un pedazo de Galicia en su corazón".

   Beatriz Carballo, representante de la Asociación Civil Hijos del Ayuntamiento de Zas (Argentina), ha aprovechado para pedir que "la emigración forme parte de la educación en Galicia", como "un verdadero acto de justicia, porque sin memoria no hay futuro".

   Por su parte, Roberto Gónzález, de la Hermandad Gallega de Venezuela, ha alabado el Plan Retorna, del que "los gallegos venezolanos" están siendo "parte fundamental", en un país "de acogida que ahora es tierra de emigrantes" en "estos tiempos aciagos".

   Una emigración que se mantiene, aunque muy diferente a la del siglo XX, como ha puesto de relieve José Ignacio Paz Bouza, del Centro gallego de Salamanca, que ha lamentado que "los jóvenes no tienen el interés en integrarse en sus sociedades" porque "tampoco encuentran suficiente oferta e ilusión en sus asociaciones".

   Al acto han acudido numerosas autoridades, como el delegado del Gobierno, Javier Losada; el alcalde de Santiago, Martiño Noriega; expresidentes del Parlamento y conselleiros, así como los cónsules de Argentina, Cuba, Alemania y Venezuela, entre otros.

Contador