Feijóo defiende su gestión frente a PSdeG y BNG y descalifica a Villares: "No respondo a su indignidad"

Feijóo, en el Debate sobre el Estado de la Autonomía
XUNTA
Publicado 09/10/2018 20:17:10CET

   Ironiza con la "postverdad" del BNG y le advierte, al igual que al PSdeG, que tenga "cuidado" con el "pacto" que ofrece En Marea

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido su gestión frente a las críticas de PSdeG y BNG durante sus respectivas intervenciones en el debate de la política general, mientras que ha desairado al portavoz de En Marea, Luís Villares, cuya intervención ha descalificado: "No respondo a su indignidad".

   Previamente, en su réplica a la nacionalista Ana Pontón, Feijóo ha reivindicado la "mejora" de los datos en lo que respecta a los gallegos en situación de pobreza y ha rechazado sus críticas sobre la emigración. "El año que más jóvenes salieron de Galicia fue en 2007 y gobernaba el BNG (con el PSdeG)", ha advertido.

   Feijóo también ha reprobado la "manipulación" y "mentiras" del Bloque en áreas como sanidad --Pontón había afeado al presidente la muerte de un paciente en el PAC de A Estrada--, al tiempo que ha reivindicado la actuación de los efectivos de emergencias en el accidente ferroviario de Angrois y en el siniestro de 'O Marisquiño'.

   "La postverdad nacionalista es el título de su intervención. Pero la postverdad nacionalista solo dura el momento en el que se enuncia", ha sentenciado el jefe del Ejecutivo gallego, quien también ha defendido su gestión económica. Ha ejemplificado con el "aumento" de afiliados a la seguridad social y con las exportaciones.

   A Xoaquín Fernández Leiceaga (PSdeG), Feijóo le ha replicado que hay "más dependientes atendidos" y que este año estarán "cobrando 60.000, más que nunca en la historia del país". "¿De qué se nos acusa? Si un Gobierno bipartito pudiera decir lo que yo voy ahora...", ha esgrimido, antes de defender que su Ejecutivo elevó un 52% más de plazas de centros de día, alzheimer, residencias y para personas con discapacidad.

   "Eso es subir más que nunca pese a tener menos dinero", ha remarcado, antes de defender que su Gobierno bajó la deuda en vez de "gastar mucho más". "Podíamos ser esas comunidades a las que rescataron, si ese es su modelo, señor Leiceaga, debería decirlo", ha retado el mandatario gallego, quien también ha aludido al "incremento" de las pensiones. "Por supuesto que todo puede ir mejor, pero está claro que todo iba peor", ha reflexionado el presidente.

AL BNG: "CUIDADO CON CADA VEZ QUE QUIEREN JUBILAR A UN POLÍTICO"

   Si todos los partidos de la oposición incidieron en la problemática de los incendios, Feijóo ha lamentado que se "echen cuatro muertos encima de los escaños del PP" --en alusión a los fallecidos en la oleada de fuegos de octubre del año pasado--, antes de pedir "un poco de respeto por la propia dignidad de la Cámara".

   Tras constatar que "la postverdad de los nacionalistas quedó desnuda", ha lanzado una advertencia a Pontón: "ustedes no expiden carnés de gallegos, lo que hacen es dar de baja a militantes del BNG". "El nacionalismo original es una copia", ha añadido.

   En cuanto a su "jubilación", ha bromeado con que "todo llegará", pero ha instado al BNG a "tener cuidado" porque cada vez que "quiere jubilar a un político" no da en la diana. "Mire lo que pasó con Fraga. Y les ganó siempre. Y mire lo que pasó con Beiras", ha señalado, antes de recordar que acabó sentando "en los escaños de al lado" de los nacionalistas.

"SER SURFISTA TIENE UN GRAN MÉRITO"

   En su respuesta a Leiceaga, Feijóo le ha trasladado que "comparte" sus reflexiones sobre Castelao, pero le ha advertido que "tenga cuidado con nombrarlo, no le vayan a venir los nacionalistas a cobrar los derechos de autor".

   "Y en que solo pensamos en ganar elecciones, estamos de acuerdo. Sería bueno que el PSOE pensase de vez en cuando en ganar elecciones y no en estar en el Gobierno después de perderlo", ha incidido el presidente, quien ha bromeado con el calificativo de "surfista" que le dirigió el portavoz parlamentario del PSdeG.

    "Ser surfista no es hundir un país, ser surfista tiene un gran mérito", ha esgrimido Feijóo, quien ha recordado que tuvo que vivir la crisis económica. Lo ha hecho antes de reivindicar la buena evolución del turismo en la comunidad, que la próxima semana --ha avanzado-- "sumará su peregrino número 300.000".

   Ha incidido en que los socialistas "están obsesionados con dos temas: la sanidad y la CRTVG", y los "viernes negros". "¿Qué pasa con los de TVE? Ah, ¡qué ya no los hay porque están en los puestos directivos!", ha señalado el presidente, quien ha enfatizado que a él lo que le interesa es "la audiencia".

   A Leiceaga le ha reconocido, además, Feijóo, que él "votó a Felipe González en el año 82". "¿Pero usted a qué partido votaba en los años 80, los años 90 y en los 2000?", ha preguntado, en alusión a su anterior militancia en el BNG. "Si sique así va a acabar votándome a mí", ha augurado.

"FALTA A LA DIGNIDAD DE LA CÁMARA"

   Cuando tocaba la réplica al portavoz de En Marea, Luís Villares, el presidente gallego ha trasladado al jefe del Legislativo, Miguel Santalices, que estaba a punto de finalizar su intervención reacio a dar respuesta al dirigente rupturista. "Usted falta a la dignidad de la Cámara y yo no voy a caer en esa indignidad", ha advertido.

   Entre otras cuestiones, ha aludido a la mención que Villares hizo de que el paciente que murió en el PAC de A Estrada estuvo una hora sin atención. "Este parágrafo es una mentira. Salvo que mientan todos los médicos, llegaron a los diez minutos", ha defendido el mandatario gallego, quien ha censurado que Villares se comporte "como un adolescente frívolo e inconsistente".

   Tras considerar que la expresión de "turismo de bocadillo" es "una falta de respeto" para el sector, se ha reafirmado en que nada de lo que dijo Villares "merece respuesta", sino que se "imprima" del diario de sesiones de la Cámara y "se lo entreguen como regalo de despedida, como recuerdo de su indigno paso por el Parlamento.

   Finalmente, ha advertido a BNG y PSdeG que tengan "cuidado" con el "pacto" que les ofreció Villares y del que el dirigente rupturista, entiende, "sería el líder".

   Y es que Villares, erigiéndose en líder de la oposición como segunda fuerza más votada, había propuesto previamente un "nuevo trato ciudadano basado en la justicia social" a la que sumar a PSOE y BNG, basada en tres partes: inversiones sociales en proporciones de PIB semejantes a las de 2009, "desmercantilización" de los bienes básicos esenciales para la sociedad y reforma estatuaria de carácter social.