Publicado 10/02/2021 13:43CET

Feijóo, tras el mitin de Pontón con ERC: "No se me ocurre nada más antigallego que apoyar a Otegi y Junqueras"

El presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en el pleno de la Cámara
El presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en el pleno de la Cámara - DAVID CABEZÓN @ XUNTA

   Pontón crítica que no defienda los intereses gallegos en los fondos europeos y le tacha de "agente comercial" de las "multinacionales"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha aprovechado la sesión de control de la Cámara gallega para referirse a la participación de la portavoz nacional del BNG en un mitin organizado por ERC para las elecciones catalanas. "No se me ocurre nada más antigallego que apoyar a Otegi y a Junqueras", ha sostenido.

   En respuesta a una pregunta en la que la líder de los nacionalistas gallegos, Ana Pontón, le interpelaba al presidente sobre los proyectos para captar fondos europeos Next Generation y su defensa de los intereses de Galicia, Feijóo ha defendido su gestión ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y le ha afeado a Pontón su participación en este evento.

   "No se eche las manos a la cabeza, las manos a la cabeza me las eché yo cuando vi a la señora Pontón en un mitin con Otegi y con Junqueras. No hay nada más antigallego, nada más antidemocrático, nada más en contra de nuestra autonomía que apoyar en un mitin a Otegi y a Junqueras", ha asegurado Feijóo en su respuesta a la nacionalista.

   El máximo mandatario autonómico ha considerado "irónico" que él sea preguntado en sede parlamentaria por "la defensa de los intereses de Galicia por una persona que participa en un mitin" con estos dirigentes independentistas. "¿Le parece que un secuestro de una persona no lo inhabilita para hacer un mitin con una persona condenada por secuestrar a una persona y por ser uno de los miembros de ETA?", ha preguntado.

   Feijóo, que se ha referido a los gallegos asesinados por la banda terrorista, ha afirmado lamentar que Pontón participase en este acto político para "pedir no sé qué". "Eso sí, como hay corrientes internas en el BNG, después vi un tuit de la señora Presas apoyando a la CUP. La señora Pontón defiende a ERC y la señora Presas a la CUP, y esto es lo que defiende los intereses de Galicia", ha censurado Feijóo, que se ha preguntado si se puede "ser más ultra y más radical".

GESTIÓN DE LOS FONDOS EUROPEOS

   Las palabras del presidente de la Xunta han provocado el rechazo de la portavoz nacional del BNG, quien le preguntó en la sesión de control a Feijóo por la defensa de los intereses de Galicia en la consecución de los fondos europeos y en su encuentro con el jefe del Ejecutivo estatal, Pedro Sánchez.

   En su discurso, la dirigente nacionalista ha censurado que, ante las peticiones de información sobre estas iniciativas, la Xunta se limitase a remitir un "PowerPoint cutre de 12 folios" en el que "ni tan siquiera las cifras que mandan se corresponden con las inversiones que anuncian".

   "Es evidente que este mix de opacidad y propaganda tiene un objetivo, tapar que detrás no hay nada, que no hay una visión de país de futuro", ha censurado Pontón, que ha considerado que lo único que hay es "un presidente convertido en agente comercial de un puñado de multinacionales mientras deja en la estacada a la pequeña y mediana empresa, a los trabajadores y trabajadoras autónomos, al tejido productivo real".

   Además, ha tachado la reunión de Feijóo con Sánchez de "encuentro fiasco", en el que el titular de la Xunta "renunció a reclamar la gestión directa" de estos fondos y "mismo dijo que se conforma a recibir el 4,6%", cuando, según las estimaciones del BNG, a Galicia le corresponden 12.600 millones. "¿Por qué renuncia a defender los intereses de Galicia en un asunto tan crucial?", se ha preguntado.

   Pontón ha dejado claro que el Bloque "va a seguir reclamando hasta el último euro que le pertenece a Galicia de esos fondos y su gestión directa". "Porque si Europa hace un reparto territorializado, nada impide que se haga también dentro del Estado", ha explicado la líder del Bloque, que ha sostenido que no se defiende a Galicia "con soflamas" ni con "golpes de pecho", sino "con hechos".

   "Le ofrecí hasta tres veces en esta Cámara dialogar para poner en marcha una estrategia de país para obtener los máximos recursos del Next Generation, del que debemos aspirar a un 9% para impulsar el sector industrial, la digitalización o una transición energética justa", ha afirmado en un discurso en el que también ha criticado que Feijóo se instale en la "crispación", en el ataque personal y el "politiqueo barato".

"150 FOLIOS"

   Por su parte, el presidente de la Xunta ha subrayado que al encuentro con Sánchez acudió para "defender los intereses de Galicia", que reflejó en "105 folios" en los que se recogen, "uno por uno", todos los intereses de Galicia, como que se repartan las vacunas en función del número de población a la que van dirigidas y no "en función a criterios desconocidos como hasta ahora".

   "Aquí están los 15.000 puestos de trabajo que las políticas industriales y energéticas del Gobierno central están poniendo en riesgo en Galicia. Aquí está que Navantia no tiene carga de trabajo y centro de 15 días se queda sin nada, sin ningún barco en las gradas", ha manifestado.

   Tras ello, entre otras cuestiones, ha aludido también a la falta de "compromiso" del Ejecutivo de Sánchez con las infraestructuras gallegas y se ha referido a transferencias como las de Costas. Además, ha reclamado al Estado que deje a Galicia el "derecho civil", para que "no se meta con las herencias en vida", o "algo tan elemental" como promover el Xacobeo 21/22, las políticas de la PAC o del Brexit.

   Por último, ha censurado que Galicia, la "comunidad autónoma con mayor dificultades para prestar los servicios públicos", sea la que recibe "menos dinero por habitante junto a Castilla y León. "Esto son los intereses de Galicia, señora Pontón", ha subrayado para volver a afear a Pontón el apoyo del BNG a la investidura de Sánchez.