Actualizado 03/05/2006 15:46 CET

La flota de Gran Sol apuesta por la sosteniblidad del gallo, principal especie del Puerto de Vigo, según los armadores

El sector respeta hace años la limitación de capturas y paros biológicos voluntarios

VIGO, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El gerente adjunto de la Cooperativa de Armadores del Puerto de Vigo (ARVI), José Antonio Suárez Llanos, aseguró hoy que la flota gallega del Gran Sol apuesta por la sostenibilidad del gallo, considerada la principal especie del Puerto de Vigo con un valor total de producción de 25,5 millones de euros en el período 2000-2005, que suponen el 45,27 por ciento del total.

En una rueda de prensa celebrada en la sede de ARVI en Vigo, Suárez Llanos explicó que esta especie representó durante el pasado año casi el 32 por ciento de la producción total de la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto de Vigo (OPPF-4), con un total de 5.224 toneladas descargadas, que suponen el 31,89 por ciento del volumen total de producción.

En su comparecencia ante los medios, el gerente adjunto de ARVI dio a conocer las medidas adoptadas por el sector pesquero para recuperar el stock de gallo en el marco del "Proyecto SEPYA" (sector pesquero y adaptabilidad) que cuenta con fondos europeos.

La directora del Programa SEPYA, Gracia Prego, explicó en el transcurso de su intervención que "el sector ha sido capaz de adelantarse a las medidas de gestión" promovidas por la Administración para limitar las capturas que hoy en día se aplica a toda la flota.

LIMITACION DE CAPTURAS Y PAROS BIOLOGICOS

Suárez Llanos consideró que las medidas que desde 2004 aplicaron los productores de pesca fresca del Puerto de Vigo y ANASOL derivaron en un precio medio de 4,74 euros kilo en primera venta de esta especie durante el año 2005.

Entre estas medidas de autorregulación, Suárez Llanos destacó la limitación voluntaria de capturas que se impuso a sí mismo el sector y que cifró en 3.000 kilos por barco y marea y la realización de paradas temporales durante un mes al año "que desde 2002 solo realizó la flota gallega, sin ningún tipo de ayudas de la administración".

El gerente adjunto de ARVI argumentó que en la actualidad dos Ordenes Ministeriales de junio y noviembre de 2005 obligan actualmente a toros los productores a respetar estas descargas. Los armadores vigueses lamentan que pese a la recuperación que experimentaron los stocks de gallo a partir de 2002 las 5.817 toneladas de cuota asignada a España para este año son escasas, aunque el tac experimentó un crecimiento del 29 por ciento en el período 2002-2006.

REDISTRIBUCION DE CAPTURAS

Asimismo, subrayó que la cuota de Gallo asignada actualmente a España supone el 30% del total y demandó una redistribución de capturas ya que otros países como Francia o Gran Bretaña no pescan la cantidad total que les asignan y sería deseable que revirtiese hacia la flota española.

De hecho, España "negocia anualmente con otros países de la UE la cesión de tac de gallo a cambio de otras especies que no agota como la anchoa, el rape o la merluza, lo que pone de relieve que "a unos les sobra y a otros nos falta y que tenemos siempre dependencia política".

El gerente de ARVI explicó que la flota gallega del Gran Sol moderna y competitiva ya que en el período 1994-2005 se realizó una inversión de 221 millones de euros para su renovación por lo que la edad media de los 134 buques que la forman, no supera los diez años de antigüedad.

RETOS DE FUTURO

Por último, Suárez Llanos destacó como retos de futuro continuar con la aplicación de medidas de sostenibilidad para mejorar el stock y la rentabilidad de las empresas, buscar soluciones que eviten esta dependencia política de otros Estados miembros de la UE y potenciar la relación con los científicos.

Al respecto apostó por el modelo de triple hélice integrado por el sector, los científicos y la administración, tutelado por ésta última que en España todavía no se ha institucionalizado.