Actualizado 18/12/2013 21:53 CET

El venezolano Banesco se lleva Novagalicia

El banco sudamericano se compromete a mantener el empleo, la gestión y la sede de la entidad y garantiza 9.000 millones en nuevos créditos

   MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La entidad venezolana Banesco, propietaria de Banco Etcheverría, se ha adjudicado el 88,33% del capital de Novagalicia Banco (NCG) por 1.003 millones de euros, según ha informado el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

   El organismo dependiente del Banco de España señaló que esta cifra tiene en cuenta la venta de las dos carteras de fallidos que se incluían en el proceso. El 40% de la cantidad ofrecida se abonará al formalizarse la operación de compraventa y el 60% restante se hará efectivo en sucesivos plazos hasta 2018. Tomando como referencia el balance consolidado del primer semestre del año, el precio equivale al 37% del valor en libros de Novagalicia, que se sitúa en 2.700 millones.

   Las condiciones del contrato de adjudicación no incluyen la concesión de un esquema de protección de activos ni garantía adicional a los compromisos iniciales ofrecidos por el FROB respecto a determinados riesgos a los que podría tener que hacer frente NCG Banco en el futuro.

   Entre los conflictos pendientes de la entidad gallega están las denuncias por vía judicial presentadas por afectados por las preferentes o la demanda de Aviva, que le reclama 430 millones de euros al entender que con la fusión se rompió el acuerdo que tenía para comercializar seguros con Caixa Galicia. Además, la compra no afecta a un porcentaje de acciones de Novagalicia en manos de antiguos titulares de preferentes (un 8% está en manos de inversores institucionales y otro 2% de minoristas, a los que se suma un 1% que el banco tiene en autocartera).

   Según han explicado a Europa Press fuentes financieras, Banesco se ha comprometido a mantener la red de oficinas de NCG y el nivel de empleo actual, así como a conservar la sede social y corporativa del banco en Galicia, una propuesta que satisfaría el requisito de galleguidad que reclamaba la Xunta de Galicia.

   Ninguna de las otras ofertas tenía un nivel de compromiso similar sobre el empleo de NCG, y de hecho, algunas incluían ajustes adicionales en este capítulo. La entidad venezolana, que concurrió a través de Banco Etcheverría a la puja, se ha impuesto así a las ofertas de la gran banca española y los fondos extranjeros.

   En un comunicado, Grupo Banesco confirmó que asume el control de la entidad gallega con el compromiso de "mantener la gestión, la sede, la obra social en Galicia y el empleo". Además, garantizó la concesión de nuevos créditos a familias y pymes por un importe superior a los 9.000 millones de euros.

   La entidad añadió que mantendrá la mayoría de las oficinas de la red de NCG Banco en la comunidad. "En Galicia permanecerá el talento profesional del Banco Etcheverría y NCG Banco y el conocimiento tecnológico desarrollado por ambas entidades", subrayó.

"BANCA CERCANA"

   Con la compra de NCG, el Banco Etcheverría Grupo Banesco afirmó que va a profundizar su modelo de banca cercana a los clientes, fortalecer la concesión de nueva financiación y favorecer el ahorro en Galicia, América y Europa.

   El grupo venezolano podrá anotarse, con esta operación, 2.300 millones de euros de créditos fiscales procedentes del balance de Novagalicia, cifra que está avalada por el Estado y computará como capital.

   Al margen, la entidad gallega había generado otros 2.300 millones de euros de este tipo de activos que podrían ser aprovechados en caso de generarse suficientes beneficios (dado que se descontarían del impuesto de sociedades en ejercicios futuros), algo que no es previsible con el tamaño que tendrá la entidad al integrar la red de NCG.

TAMAÑO DE NOVAGALICIA

  Novagalicia Banco cuenta, según los últimos datos, con 1,9 millones de clientes, una red compuesta por 592 oficinas y una plantilla de 4.776 empleados. Su balance recoge un volumen de activos de 56.000 millones de euros.

   La entidad ha recibido más de 9.000 millones de euros de ayudas públicas desde que, en 2010, se pactase la fusión de las antiguas cajas gallegas que dio origen al actual banco. De esta cantidad, 5.425 millones de euros proceden de la Unión Europea, que inyectó los recursos en diciembre del año pasado e impuso el cumplimiento de varias condiciones, como que la entidad debía ser vendida antes de que finalizase 2016.

SIN NECESIDAD DE UNA SEGUNDA FASE DE SUBASTA

   Banesco ha sido la entidad elegida sin necesidad de abrir una segunda fase de la subasta, ya que su oferta ha presentado los umbrales establecidos por el FROB para este proceso de estar 200 millones de euros por encima de la segunda mejor oferta recibida y superarla en un 50%.

   BBVA, Santander, La Caixa y los fondos Guggenheim y JC Flowers en alianza con Oaktree habían decidido pujar también de forma firme por la entidad gallega.

   El FROB añade que la adjudicación está condicionada al cumplimiento de los requisitos legalmente previstos y a la correspondiente aprobación por parte de las autoridades competentes nacionales e internacionales.

   Con la adjudicación de la NCG se da cumplimiento al mandato de resolución de la entidad contenido en el plan aprobado por las autoridades españolas y europeas.

BANESCO

   Banesco, el primer banco privado de Venezuela, es el principal accionista de Banco Etcheverría desde diciembre de 2012 y ya adquirió este año a NCG Banco un paquete de 67 oficinas de la red de Banco Etcheverría de fuera de Galicia por 75,4 millones de euros.

   El grupo venezolano, con sede en España y actividad en España, Venezuela, Estados Unidos, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Colombia, está presidido por Juan Carlos Escotet, quien en los últimos meses ya había explicado que el objetivo de la alianza con Banco Etcheverría era crear un grupo líder el mercado bancario del noroeste de España y capaz de fortalecer los lazos económicos entre España y Latinoamérica.