La inflación repunta en Galicia en septiembre al 2,3%, como la media

Variación del IPC en Galicia
EPDATA
Actualizado 11/10/2018 10:43:37 CET

  

Vuelve a la senda alcista tras haber bajado una décima en agosto, impulsada por la subida de vestido y calzado y en vivienda y transporte

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 (EUROPA PRESS)

El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó tres décimas en Galicia en septiembre en relación con el mes anterior y situó la tasa interanual en el 2,3%, como la media.

Este dato, que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), supone un repunte de la inflación de una décima, desde el 2,2% interanual en el que se encontraba en agosto.

Previamente, había bajado otra décima, respecto al 2,3% en el que ya estaba en junio y en julio. Durante los cinco primeros meses del año la inflación había ido escalando en la comunidad gallega: del 0,6% en enero al 0,9% en febrero, 1,1% en marzo, 1,2% en abril y 2% en mayo.

En el conjunto estatal, el incremento mensual fue del 0,2% y en el repunte de la tasa interanual del IPC de septiembre ha influido principalmente la subida de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción y del gas.

Por comunidades, los precios subieron en septiembre en tasa mensual en todas las comunidades autónomas salvo en Asturias (-0,1%), Baleares (-0,1%) y Cantabria (-0,2%), mientras que en Murcia y La Rioja se mantuvieron sin cambios.

En términos interanuales, el conjunto de las 17 comunidades presentó tasas positivas en septiembre. La más elevada correspondió a Castilla-La Mancha (+2,7%) y la más baja a Baleares (+1,9%).

BAJA EN OCIO Y CULTURA Y MENAJE

En el caso de Galicia, el IPC anual de la vivienda asciende a un 6,2%, después de registrar una subida mensual del 1,3%. El otro ámbito con una inflación más elevada en la comunidad es el del transporte, con un 4,5%, tras crecer cinco décimas respecto a agosto.

Del lado contrario, se anotan tasas interanuales negativas el ocio y la cultura (-0,9% después de bajar un 2,5% en variación intermensual) y el menaje (-0,5%, tras mantenerse sin variación en un mes).

El mayor crecimiento intermensual se dio en vestido y calzado (del 5,5%, lo que sitúa la inflación de estos productos en el 1%) y la mayor reducción fue ese 2,5% de ocio y cultura, seguida de la que experimentaron hoteles, cafés y restaurantes (-0,9% en relación con agosto).

DATOS ESTATALES

En el conjunto estatal, la tasa interanual de septiembre es la vigésimo quinta tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 2,3% superiores a los de hace un año. La tasa de IPC interanual llevaba dos meses estable en el 2,2%, pero en septiembre ha vuelto a registrar el mismo dato que en junio, lo que sitúa a los precios en máximos desde abril de 2017.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en el 0,8% en septiembre, con lo que se coloca 1,5 puntos por debajo del IPC general.

En el noveno mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 2,3%, una décima por encima de la registrada en agosto.

SUBEN LOS PRECIOS DE LA LUZ

Según el INE, entre los grupos que tuvieron una mayor influencia positiva en el aumento de la tasa interanual se encuentran la vivienda, que subió un punto su tasa anual, hasta el 5,3%, debido a la subida de los precios de la electricidad, frente a la estabilidad registrada el pasado año.

También influyó, aunque en menor medida, el aumento de los precios del gasóleo para calefacción, mayor este mes que en 2017, y del gas, cuyos precios bajaron en septiembre del año anterior.

A la vivienda se sumaron además los hoteles, cafés y restaurantes, con una variación del 1,9%, una décima mayor que la de agosto, debido, en su mayor parte, a que los precios de los servicios de alojamiento disminuyen este mes menos de lo que lo hicieron en septiembre de 2017.

Por contra, los grupos que tuvieron una mayor repercusión negativa en la tasa anual de septiembre fueron los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual descendió tres décimas, hasta el 1,7%, y el transporte, con una variación del 5%, dos décimas por debajo de la del mes anterior.

En términos mensuales, el IPC aumentó un 0,2% en relación a agosto, debido principalmente al incremento de los precios del vestido y calzado en un 5,3%, que refleja el comportamiento de los precios tras la finalización de las rebajas y el inicio de la temporada de invierno y al alza de los precios en la vivienda y el transporte en un 1,1% y en un 0,4%, respectivamente.

LAS FRUTAS FRESCAS SE DISPARAN

Por rúbricas, las que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron las prendas de vestir de hombre (+8,7%), los complementos y reparaciones de prendas de vestir (+8,1%) y el calzado de niño (+6,7%).

Por el contrario, los mayores descensos mensuales se registraron en el transporte público interurbano (-4,1%), las frutas frescas (-2,4%) y el turismo y hostelería (-2,1%).

En tasa interanual, las rúbricas que experimentan los mayores descensos de precios son los aceites y grasas (-7%), el transporte público interurbano (-5,1%) y el azúcar (-2,9%).

En el lado opuesto, los mayores ascensos de precios en el último año los experimentan las frutas frescas (+11,9%), patatas y sus preparados (+10,5%) y huevos (+6%).