Publicado 11/04/2022 17:03

Una investigación en el CHUS constata la eficacia de la dexametasona contra la insuficiencia respiratoria por covid

Equipo del IDIS y del CHUS que constató la eficacia de la dexametasona contra la insuficiencia respiratoria covid
Equipo del IDIS y del CHUS que constató la eficacia de la dexametasona contra la insuficiencia respiratoria covid - IDIS

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo investigador del Instituto de Investigación Sanitaria (IDIS) y del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) ha demostrado que los pacientes hospitalizados con insuficiencia respiratoria provocada por la covid-19 presentan mejoran a los 11 días si se les administra dosis altas de dexametasona.

   Esta es la principal conclusión del ensayo clínico realizado por un equipo multidisciplinar liderado por Manuel Taboada (anestesiólogo), Nuria Rodríguez (neumóloga), Pablo Varela (internista), Teresa Rodríguez (farmacéutica), y Ana Estany (metodóloga). La investigación ha sido publicada por la revista 'European Respiratory Journal'.

   La finalidad del estudio era la de medir el efecto de dosis altas de dexametasona (20 miligramos al día) frente a dosis bajas (6 mg/día) en pacientes hospitalizados con un cuadro moderado o grave de covid-19 que necesitaban oxigenoterapia.

   Según informa el IDIS, la dexametasona es un fármaco prescrito para aliviar la inflamación y para tratar ciertos tipos de cáncer, artritis, alergias severas o asma. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dosis bajas en pacientes infectados con insuficiencia respiratoria y necesidad de oxigenoterapia.

   Sin embargo, el estudio realizado en Santiago observa cómo dosis altas (20 mg/día) disminuyen el empeoramiento clínico, es decir, medidas como la intubación, el ingreso en cuidados intensivos o incluso la muerte. Además, evidencia esta investigación, una mayor cantidad de dexametasona no se asocia a un riesgo mayor de efectos adversos.

   En concreto, el 31,4 por ciento de los pacientes que recibieron dosis bajas de dexametasona sufrieron empeoramiento clínico durante su ingreso, en comparación con el 16,3 por ciento de los que recibieron dosis altas.

   Para realizar este ensayo, se seleccionaron aleatoriamente 200 pacientes de una edad media de 64 años, de los cuales el 62 por ciento eran hombres. En concreto, fue realizado en la planta de Hospitalización del CHUS, participando personal de múltiples especialidades como Anestesiología, Neumología, Medicina Interna, Urgencias, Farmacia o Medicina Preventiva.

Más información