Actualizado 06/07/2015 08:27 CET

IU denuncia un "acuerdo tácito" entre PP, PSOE y BNG en Vigo "para no levantar la perdiz de las contrataciones"

Apela a los sindicatos, con presencia en mesas de contratación y comités de personal, para que exijan transparencia en los procesos

VIGO, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La agrupación local de Izquierda Unida-Esquerda Unida en Vigo ha denunciado este martes la existencia de un "acuerdo tácito" y un "pacto de silencio" entre las tres fuerzas con representación en el Ayuntamiento olívico "para no levantar la perdiz de las contrataciones".

En una rueda de prensa, el coordinador local de IU, Rubén Pérez, ha denunciado las "prácticas clientelares" que se siguen en el consistorio, tanto en materia de contratación de personal, como en la relación con las contratas de servicios públicos. Unas prácticas que, a su juicio, no son exclusivas del actual gobierno local, sino que han sido "heredadas del franquismo".

Rubén Pérez ha señalado que "existen sospechas colectivas" no sólo sobre la contratación directa de personal, sino también sobre el hecho de que las contratas municipales de servicios como la recogida de basura o el agua incorporen a sus plantillas a personas vinculadas con cargos públicos.

Asimismo, ha insistido en que "no hay argumentos" para explicar, por ejemplo, la prórroga de la concesión de Aqualia por cinco años más, "a cambio de obras de humanización", o para que se firmen "convenios arbitrarios" con asociaciones y colectivos sin que haya concursos públicos y transparentes.

LLAMAMIENTO A LOS SINDICATOS

A ese respecto, Rubén Pérez ha hecho un llamamiento a los sindicatos, "que tienen presencia en la mesas de contratación y en los comité de personal del Ayuntamiento y de las empresas", para que ejerzan su responsabilidad y exijan la transparencia de los procesos.

Según el coordinador de IU, "precisamente por todo esto es necesaria una reposición política a partir de las próximas elecciones municipales", y ha abogado por que los partidos que tengan presencia en el Ayuntamiento se comprometan, con un código de buenas prácticas, a eliminar estas prácticas.

Finalmente, Pérez ha lamentado que la reforma electoral planteada por el PP incide en mermar la democracia local, ya que apuesta por gobiernos municipales "presidencialistas", en los que el poder efectivo estará "más en la Junta de Gobierno que en el Pleno", por lo que será muy difícil la fiscalización y el control de las "estructuras caciquiles".

Para leer más