En libertad el conductor ebrio que causó el accidente en el que murió una mujer en Barro (Pontevedra)

Actualizado 26/11/2018 15:38:09 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El joven de 27 años detenido el sábado tras dar positivo en la prueba de alcoholemia realizada a raíz de un accidente de tráfico supuestamente causado por él y en el que murió una mujer ha quedado en libertad a la espera del informe de Atestados.

Según han informado fuentes judiciales, el joven, N.C.M.G., fue detenido tras dar positivo en la prueba de alcoholemia, aunque quedó posteriormente en libertad en sede policial a la espera de que el juzgado que instruye la causa reciba el informe de Atestados para tomarle declaración.

El conductor arrojó una tasa de 1,02 y 1,01 mg/l, cuatro veces superior al máximo permitido, en la prueba de alcoholemia practicada tras un accidente de tráfico ocurrido el fin de semana en la AP-9 en Barro, en el que murió una mujer. Se le atribuyen delitos contra la seguridad vial y de homicidio por imprudencia grave y, por el momento, se le ha intervenido el vehículo y el permiso de conducir.

ACCIDENTE

Según ha informado la Guardia Civil, a las 23,24 horas del sábado se tuvo constancia de que había un coche volcado con personas atrapadas en la AP-9, en el kilómetro 119 en sentido Tui, a la altura de la localidad de Barro (Pontevedra).

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Guardia Civil, que confirmó que se trataba de una colisión por alcance de un Renault Megane a un Volkswagen Sharan, que había provocado también una salida de vía por el margen derecho.

El 112 Galicia puso la situación en conocimiento del 061-Urgencias Sanitarias, de los Bomberos de Vilagarcía, Ribadumia y Pontevedra; de la Guardia Civil de Tráfico y del servicio de mantenimiento de la vía.

Como consecuencia del choque, falleció R.G., de 52 años, vecina de Caldelas de Tui, que tuvo que ser excarcelada por los servicios de emergencia. En el coche viajaban su marido, que era el conductor, y su hijo. Ambos tuvieron que ser evacuados al hospital Domínguez de Pontevedra. Los tres llevaban puesto el cinturón de seguridad.