7 de junio de 2020
 
Actualizado 29/01/2020 18:41:26 +00:00 CET

Las lluvias provocan desbordamientos de diversos ríos, desprendimientos de tierra e inundaciones en las vías gallegas

Río desbordado
Río desbordado - EUROPA PRESS - Archivo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Galicia vive este miércoles una jornada de intensas lluvias que han dejado diversas incidencias en diferentes municipios del territorio, sobre todo tras producirse desbordamientos y subidas de caudal en diversos cursos fluviales e inundaciones de carreteras.

Las crecidas registradas en la franja atlántica y del norte de Lugo ha obligado a activar el Plan Especial por Riesgo de Inundaciones de la comunidad gallega. Esta situación afecta, especialmente, a las cuencas de Galicia-Costa.

En las primeras horas, esta subida de caudal se había producido en los ríos Xallas, Umia y Verdugo, pero los efectivos de Protección Civil de Caldas de Reis y de Valga han tenido que realizar diversas actuaciones para mitigar los efectos de las crecidas registradas en ambos municipios que, en algunos puntos, dificultaron la circulación.

Según la información del 112, una de las vías afectadas ha sido la N-640, a su paso por Caldas de Reis, tras la subida de caudal del Río Follente. El desbordamiento complicó el paso de vehículos por la zona y se movilizaron a diversos equipos de limpieza y mantenimiento, además de adoptar medidas de señalización y seguridad.

Esta situación también se ha producido con los ríos Louro y Valga, cuyas crecidas inundaron y llegaron a cortar el paso de vehículos en algunas carreteras de la localidad, concretamente en Baño, Fondón y O Forno.

Por otro lado, una casa resultó inundada en la Travesía de O Conchido, en Outes, y un desprendimiento de tierra y piedras afectó a la DP-6201.

Igualmente se registraron varios incidentes en Boiro debido a la caída de árboles, a los desprendimientos de tierra y piedras y a la formación de bolsas de agua en Playa Jardín y Abanqueiro, mientras que en Cuntis fue necesario cortar un tramo de la PO-220 ante la cantidad de agua acumulada en la vía.

APARCAR LEJOS DEL CURSO

Al respecto, el 112 recomienda precaución a los ciudadanos ante la posibilidades eventuales inundaciones y pequeños desbordamientos en sus entornos.

Por ello, aconseja retirar vehículos de los márgenes de los ríos, evitar atravesar puentes y torrentes, además de abandonar las actividades en zonas fluviales.

La alerta por desbordamiento se da en una jornada de aviso amarillo por precipitaciones en el suroeste y oeste de la provincia de A Coruña, así como en el interior de la de Pontevedra, en la que se esperan acumulaciones de más de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas.

Para leer más