En Marea aspira a lograr "una mayoría de cambio" en A Coruña con la base de los gobiernos en las tres ciudades

Publicado 06/12/2015 11:33:38CET
El cabeza de lista de En Marea al Congreso por A Coruña, Antón Gómez-Reino
EP/EN MAREA

Señala que votará la investidura del candidato de la izquierda del cambio con "más apoyo", pero cree "evidente" que será Pablo Iglesias Gómez-Reino ve "un contrasentido" que el PP lleve imputados y lo achaca a que "su forma de gobierno sigue vinculada a la corrupción"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La aspiración de En Marea --la coalición que engloba a Podemos, Esquerda Unida y Anova-- para el próximo 20 de diciembre es "construir una mayoría de cambio" en la provincia de A Coruña. La base para ese reto se fundamenta en los buenos resultados obtenidos en las pasadas elecciones municipales, que dieron a las candidaturas de unidad popular el bastón de mando de las tres ciudades y de otros municipios más pequeños.

"La provincia de A Coruña se puso a la vanguardia del cambio el 24 de mayo", como ha sintetizado, en una entrevista concedida a Europa Press, el cabeza de lista de En Marea al Congreso por esta circunscripción, Antón Gómez-Reino (A Coruña, 1980). "Creemos que de cara a las generales hay que seguir estando en la cabecera del cambio y de la transformación democrática del país", ha recalcado.

Para lograr este propósito, y a la vista de que la sociedad tiene "expectativas de cambio", En Marea hará una campaña "en positivo" huyendo de aquellos que "viven instalados en la crítica y en el juego sucio". "Nuestro discurso está claro: con las mayorías sociales", ha enfatizado.

En ese sentido, Gómez-Reino ha situado como elementos centrales de su programa "el rescate de las personas", "el rescate de la democracia" a través de la participación de la ciudadanía en las instituciones y "el relanzamiento de la economía productiva" en beneficio de "la gente de lo común y no de unos pocos".

"POR Y PARA" GALICIA

Todo ello, según sus palabras, desde una coalición conformada "por y para" la sociedad de esta autonomía. "Quisimos construir una candidatura que se parezca a Galicia: plural, con diferentes sensibilidades, pero que tenga como punto principal la ciudadanía gallega", ha explicado, para indicar que, aunque finalmente en la comunidad no ha fraguado una única lista de la izquierda con el BNG, su lista también recoge sensibilidades nacionalistas.

Dicho esto, y a la vista de que el debate territorial copará buena parte de la actividad política la próxima legislatura, ha defendido que Galicia "tiene que estar en primera fila" para definir un nuevo marco de convivencia. "Hay que trabajar para que la ciudadanía gallega tenga voz propia y capacidad de decisión, y para que se reconozca que Galicia es un pueblo y una nación", ha proclamado.

"INFLUIR" EN EL ESTADO

Con todo, el número 1 de En Marea por A Coruña ha puesto de manifiesto que su coalición pretende ir más allá de este asunto e "influir en todo lo que pasa en el Estado" y, para ello, establecerá "alianzas fraternas" con otros "actores del cambio" a nivel de las Cortes.

Preguntado, por tanto, a quién dirigirá En Marea el voto en la sesión de investidura, ha señalado que los distintos "espacios del cambio" que concurren en toda España optarán por el candidato que tenga "más apoyo". Así, ha juzgado "evidente" que "la persona de referencia" será el líder del partido del que es miembro, Pablo Iglesias.

Al hilo de ello, ha resaltado que se trata de "una persona que continúa encarnando ilusión y el cambio político". "Tanto en nuestro país como a nivel de todo el Estado", ha apostillado, para sumar también a esta descripción a los alcaldes de Santiago, A Coruña y Ferrol y a la regidora de Barcelona, Ada Colau.

INVESTIGAR EL ACCIDENTE DEL ALVIA

En cuanto a las propuestas con las que En Marea concurre a los comicios, Gómez-Reino se ha mostrado favorable a una reforma de la Constitución que recoja "mecanismos" para garantizar que los derechos sociales se puedan llevar a la práctica.

"Se trata de creernos los elementos legislativos de los que nos dotamos", ha razonado, antes de reflexionar: "Si hacemos un contrato con la ciudadanía, tendremos que desarrollar los mecanismos que hacen que ese contrato se pueda hacer efectivo".

Otro asunto por el que dará la batalla en caso de llegar al Congreso es por la apertura de una comisión de investigación que analice las causas del descarrilamiento de un Alvia en la parroquia compostelana de Angrois el pasado 24 de julio de 2013, dada su dimensión "ética y moral".

Y, sin perder de vista que son las de diciembre unas elecciones a nivel estatal, ha citado entre las propuestas específicas para su provincia la declaración de esta demarcación como "zona altamente dependiente" de la pesca, un plan de rescate industrial para la comarca de Ferrol y el apoyo a los sectores agroalimentario y lácteo.

INFLUENCIA DE LA CORRUPCIÓN

Finalmente, acerca de la decisión del PP de incluir personas imputadas o investigadas en sus listas, el candidato de En Marea ha opinado que se trata de "un contrasentido que vulnera todo lo que tiene que ser la ética y la moral en la política".

Máxime, ha profundizado, cuando la ciudadanía ya lanzó "un grito amplio, rotundo y de consenso contra la corrupción". "Los viejos partidos (...) tienen que demostrar de qué lado están; y si continúan llevando gente imputada en sus listas es que su forma de gobierno sigue vinculada a la corrupción", ha argumentado.

Enfrente ha situado 'Tone' el código ético de En Marea, por el que todas aquellas personas con imputaciones relativas a asuntos de corrupción "tendrán que irse" o serán "revocadas colectivamente".

Para leer más