Medio Ambiente ampliará el programa de autocompostaje a doce municipios durante 2008 ante la proliferación de solicitudes

Actualizado 27/04/2008 13:34:57 CET

El Ayuntamiento de Piñor (Ourense) bonifica con diez euros a los participantes tras comprobar el ahorro que supone este procedimiento

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Medio Ambiente ampliará el programa de autocompostaje a otros doce municipios gallegos a lo largo de este año 2008 con el objetivo de "dar respuesta" a la proliferación de solicitudes recibidas en los últimos meses, tanto de ayuntamientos como de particulares, para elaborar compost doméstico, un fertilizante obtenido del prensado y fermentación de residuos orgánicos de alimentos o de podas.

Así lo confirmaron a Europa Press fuentes del departamento que dirige Manuel Vázquez, quienes aseguraron que en los últimos meses recibieron "muchísimas llamadas" para interesarse por este método de reutilización de desperdicios del que se benefician ya alrededor de 3.000 familias de doce ayuntamientos gallegos.

La iniciativa se inició de forma experimental en febrero del pasado año 2007 en cuatro municipios de la comarca ourensana de O Ribeiro --O Carballiño, Piñor, Carballeda de Avia e Ribadavia-- y, a principios de este 2008, se extendió a otros ocho ayuntamientos. Los beneficiarios fueron los ourensanos de O Barco de Valdeorras, Rubiá, A Rúa, y Petín; los coruñeses de Carballo, Cerceda y Ordes; y el pontevedrés de A Illa de Arousa.

Según Medio Ambiente, que aboga por convertir el autocompostaje en uno de los "pilares" de la gestión de residuos, los resultados fueron "muy positivos". Por este motivo y por la proliferación de interesados, este departamento repartirá compostadores --contenedores destinados al prensado de los residuos-- entre doce nuevos ayuntamientos, que se concretarán en función de las solicitudes y de la disponibilidad económica.

AMPLIACIÓN "ORDENADA Y PROGRESIVA".

De hecho, el presidente de Sogama, José Álvarez, manifestó que tras el "éxito" de la campaña, el objetivo es implantar el autocompostaje de forma "ordenada y progresiva" en todo el rural gallego, de forma especial en la parte oriental de Galicia. Según explicó, esta zona es la que cuenta con la población más dispersa, factor que incrementa el coste de recogida y transporte de basura.

En declaraciones a Europa Press, Álvarez resaltó que el tratamiento doméstico de los desperdicios orgánicos --que suponen el 60 por ciento de los desechos producidos por los gallegos-- permite reducir de forma considerable la factura que los ayuntamientos abonan a Sogama y abre la posibilidad de bonificar a las familias que elaboren compost.

En concreto, ante el buen funcionamiento del programa, el Ayuntamiento de Piñor (Ourense) aplicó una bonificación fiscal de diez euros anuales a los vecinos participantes en este programa. "No podemos sancionar a quien lo hace mal pero sí premiar a quien lo hace bien", manifestó a Europa Press el regidor de Piñor, Francisco Fraga.

ABONOS "EXCELENTES".

En esta línea, resaltó la buena acogida del autocompostaje ya que, según detalló, más de cien familias solicitaron incorporarse a este programa, en el que ya participan 105 familias piñorenses. Entre otras ventajas, Fraga destacó que el compost obtenido es de una "excelente calidad" y facilita la utilización de abonos naturales en lugar de químicos, algo "muy importante", a su juicio, para las familias del rural gallego que "siempre tienen alguna huerta o alguna finca".

Por eso, animó a ayuntamientos y particulares a incorporarse a este sistema de tratamiento de residuos porque, añadió, "además es un proceso muy sencillo". En esta línea, señaló que, pese a los "temores" de muchos vecinos, elaborar compost no provoca olor. "Se trata de echar los restos orgánicos y esperar", explicó.

Tanto el alcalde de Piñor como el presidente de Sogama resaltaron que a través de este programa "la conciencia ambiental va calando en la gente". "Por eso los ayuntamientos no pueden quedarse al margen", expuso José Álvarez, quien insistió en que los resultados de esta iniciativa son "altamente satisfactorios".

FABRICACIÓN DE COMPOSTADORES EN GALICIA.

Como prueba del buen funcionamiento del programa, aludió al hecho de que la empresa Rotogal, afincada en Boiro (A Coruña), haya comenzado a fabricar compostadores. "Antes todos los contenedores que comprábamos eran de importación", subrayó, y consideró esta "apuesta" de la factoría "un indicador de que Galicia está por el compost".

Además, aplaudió que dicha empresa fabrica estos recipientes con material reciclado, concretamente con redes de pesca fuera de uso y con la concha de mejillones. "Es un ejemplo de cómo cerramos el círculo", presumió el presidente de Sogama.