5 de abril de 2020
 
Actualizado 07/12/2014 17:03:17 +00:00 CET

Una olla a presión en la puerta obliga a la Policía a activar el protocolo de amenaza de bomba en los juzgados de Vigo

Una mujer se encontró la cacerola y la dejó en la puerta de los juzgados mientras hacía sus diligencias

VIGO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Cuerpo Nacional de Policía ha tenido que activar en la mañana de este viernes el protocolo de amenaza de bomba en los juzgados de Vigo, donde fue hallada una olla a presión en la puerta, aunque finalmente se determinó que se trataba de una falsa alarma.

Tal y como ha informado a Europa Press la Policía Nacional, personal del juzgado dio la alarma al encontrar un objeto sospechoso en la puerta, por lo que una unidad de lucha antiterrorista acudió al lugar, donde concluyó que se trataba de una falsa alarma.

El protocolo fue activado sobre las 11,40 horas de este viernes y en él colaboraron también agentes de la Policía Local, que durante un tiempo impidieron el acceso a la zona de los juzgados, aunque en ningún momento se procedió a desalojar los edificios, ya que no se decretó que hubiera un riesgo potencial.

"IMPECABLE"

Según han explicado fuentes de la Policía, una mujer encontró una olla a presión "impecable" de camino a los juzgados, por lo que decidió llevársela.

Así, como no podía acceder con ella por el arco de seguridad, la dejó en la puerta y accedió al edificio para realizar sus diligencias. Fue así como, al encontrar la olla sin propietario, el personal activó el protocolo.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Un fármaco antiparasitario logra matar al coronavirus en 48 horas

  2. 2

    Una madre pone un cartel a sus hijos para que no la interrumpan mientras teletrabaja y se hace viral

  3. 3

    Detenido un hombre en Moratalaz que intentó rajar a varios agentes con dos catanas al grito de "Yo soy Dios"

  4. 4

    Sánchez prepara a la población ante la crisis de sus vidas: habrá más estados de alarma después del 26 de abril

  5. 5

    Sánchez decidirá si amplía el estado de alarma según criterios sanitarios