Actualizado 16/08/2009 22:21 CET

La operación salida y retorno transcurre sin retenciones y se salda con cuatro fallecidos y un herido grave

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La operación salida y retorno deja en las carreteras gallegas un balance de cuatro personas fallecidas y un herido grave, aunque a última hora de la tarde (20.00 horas) no se habían registrado problemas de circulación en ninguna carretera de Galicia.

Según informaron fuentes de la DGT a Europa Press, el tráfico es fluido en los accesos a las ciudades, a pesar de que hoy, 16 de agosto, coincidirán en las carreteras los gallegos que inician sus vacaciones en la segunda quincena de agosto y los que vuelven a casa porque las han terminado.

Con todo, hay que subrayar que en las localidades de Vigo y Vilagarcía la festividad de San Roque se trasladó al lunes, por lo que el regreso a casa será más escalonado en estos puntos.

Desde las 15.00 horas del viernes, las carreteras gallegas se cobraron un total de cuatro vidas, tres de ellas correspondientes a motoristas. Además, en uno de los cuatro siniestros graves registrados, una persona resultó herida de gravedad.

El primero de los sucesos ocurrió el viernes sobre las 16.30 horas del viernes, cuando una furgoneta y un ciclomotor colisionaron de manera frontal cuando circulaban por la carretera vecinal de Vilariño a Campañó, a la altura del municipio de Poio.

Como resultado del siniestro, el conductor del ciclomotor, cuya identidad se corresponde con A.V.M., de 40 años de edad y vecino de Poio, resultó fallecido tras ser trasladado herido grave al Hospital Montecelo de Pontevedra.

OTROS ACCIDENTES

El segundo siniestro ocurrió sobre las 21.30 horas del viernes en la carretera N-120, a la altura del kilómetro 454,5, en el término municipal de O Barco de Valdeorras (Ourense). En él, el conductor de una motocicleta, un varón de 26 años, y vecino de Vilamartín de Valdeorras, resultó fallecido.

Además, un varón de 62 años falleció ayer sábado por la tarde al colisionar frontalmente su vehículo contra otro en Porto do Son (A Coruña). En este accidente, el conductor del otro turismo resultó herido grave.

Asimismo, un motorista de 43 años de edad falleció en un accidente de circulación en la localidad coruñesa de Rianxo, en la carretera AC-305, que une las localidades coruñesas de Ribeira y Padrón, a la altura del kilómetro 16.

Por otro lado, una joven resultó herida grave tras ser atropellada por un vehículo en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), por lo que tuvo que ser ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Montecelo de Pontevedra.