Actualizado 01/12/2015 16:05 CET

Personal de juzgados de Familia y de Violencia de Género de Vigo exigen más medios

   Dicen estar "hartos de que todo sea un acto electoral" y relaman una reunión con Rueda

   VIGO, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Decenas de ciudadanos y trabajadores de los juzgados de Violencia de Género y de Familia de Vigo se han concentrado este martes en los pasillos de la sede judicial para denunciar la "inacción" de la Xunta ante la "situación de colapso" y de "retrasos" y para reclamar más recursos para atender a las víctimas y mejorar la efectividad de los juzgados.

   Durante el acto, que ha dado comienzo sobre las 12,00 horas, los portavoces de los trabajadores han trasladado a las personas congregadas que si la Xunta "no asume lo que es una evidencia" y no pone un refuerzo a estos juzgados, será "responsable de una situación irreversible para las familias viguesas".

   En este marco, han hecho hincapié en que lo que necesitan es "apoyo, no hipocresía", pues, según el portavoz de Alternativas na Xustiza-CUT, Pablo Valeiras, los trabajadores y la ciudad están "indignados" con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, por "su posición hipócrita" ante la violencia de género. "Estamos hartos de que todo sea un acto electoral y no medios", ha apostillado.

   En concreto sobre el juzgado de Violencia de Género, una portavoz ha subrayado en él "todo es urgente", y, de hecho, "a veces hay que suspender juicios civiles porque no se da hecho", motivo por el que reclaman una reunión con los responsables de Justicia de la Xunta para que haya "un juez de refuerzo y más personal para sacar el trabajo urgente" y "cumplir con las necesidades".

   Asimismo, una portavoz de los juzgados de Familia ha denunciado que el número de casos sobre los que responden hace que la actividad vaya "con retraso" y, por ello, consideran necesario "un juzgado de refuerzo", para lo que han propuesto que se cree "con personal de refuerzo del juzgado de preferentes".

   La próxima concentración se celebrará el próximo jueves día 10, a las 12,00 horas, tras lo que el Juzgado de Violencia de Género hará paros de tres horas el lunes 14, el miércoles 16 y el viernes 18.

   Acerca de ello, los trabajadores han reconocido los paros producirán un "perjuicio evidente", pero han remarcado que "es la única forma para conseguir algo positivo en el futuro".

   Por su parte, aunque los dos juzgados de Familia de Vigo tenían previsto secundar los paros, finalmente sus trabajadores han tomado "la triste decisión" de renunciar a esta movilización al entender que la petición del juzgado de Violencia de Género "es más urgente".

CARGA DE TRABAJO

   En cuanto a las declaraciones del juez decano de Vigo, Germán Serrano, en las que negó "disfunciones" en estos juzgados y dijo que funcionan "razonablemente bien" pese a su carga de trabajo, Valeiras ha remarcado que "decir que el juzgado no tiene carga de trabajo sería comparar el Juzgado de Violencia de Género y las mujeres que mueren con los coches que se hacen en Citroën".

   "Las mujeres para nosotros en absoluto pueden ser comparados con un coche, las mujeres merecen todo el respeto", ha subrayado, antes de apuntar que "si el Gobierno si quiere apostar realmente para acabar con la violencia de género no tiene más que invertir en las necesidades reales".

REDE DE MULLERES

   También la Rede Veciñal de Mulleres contra os Malos Tratos de Vigo ha estado presente en la concentración de este martes, y su responsable, Rosa Fontaíña, ha destacado ante los medios que el objetivo de estas acciones es "denunciar todo lo que no se está cumpliendo" y la falta de recursos en los juzgados y para trabajar con las mujeres.

   Así las cosas, ha recalcado que lo que necesitan las mujeres víctimas de violencia de género es saber que en los juzgados "alguien se está ocupando" de la situación actual para que puedan confiar en que el sistema judicial "va a mejorar".