Publicado 15/09/2020 15:19:47 +02:00CET

Un positivo en el colegio Maristas Santa María de Ourense pone en cuarentena a siete compañeros de clase

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un alumno de primaria del Colegio Maristas Santa María de Ourense ha dado positivo por COVID-19, lo que ha obligado a poner en cuarentena a otros siete compañeros del joven.

El estudiante acudió a clase el pasado viernes sin ninguna sintomatología, pero la familia comunicó al centro este lunes que había resultado positivo tras practicarle la prueba.

Según indican fuentes del centro a Europa Press, se notificó el caso a los responsables de Sanidad, a la jefatura territorial, que dictaminaron los alumnos que debían quedarse en casa a la espera de las pruebas del virus.

A pesar de ello, el centro sigue funcionando con normalidad y arrancará un sistema de teledocencia para retransmitir las aulas online al alumnado afectado que se encuentra en su domicilio.

Este caso se une a otros detectados estas últimas jornadas en el territorio gallego. Uno de ellos es un positivo en el CEIP Manuela Rial Mouzo de Cee, una docente de 5º de Primaria, que obligó a aplicar el protocolo ante la COVID-19.

Según explicó Jesús Sánchez, director del centro, la escuela trabaja "dentro de la normalidad" y los niños están "muy disciplinados" y cumpliendo con las medidas de seguridad. Al detectarse el caso, se decidió reubicar al alumnado de dos grupos en otras dos aulas, puesto que todos mantenían la distancia interpersonal. Asimismo, se realizaron las tareas de limpieza y desinfección necesarias en los espacios utilizados.

Este lunes trascendió, a su vez, el positivo por COVID-19 de una niña en un CEIP de Sanxenxo, en la provincia de Pontevedra, una alumna de Infantil del CEIP Magaláns. La familia de la menor recibió la confirmación del positivo por parte del Sergas en la tarde del domingo y en la mañana de este lunes trasladó la información al centro.

El colegio ya ha indicado al Sergas el listado de los seis alumnos y docentes del aula para realizar el seguimiento y tomar las medidas oportunas, bien a través de pruebas de diagnóstico o decretar aislamientos. Por otro lado, la afectada tiene dos familiares matriculados en la guardería municipal de O Revel, con los que mantiene un contacto estrecho.

Las dos menores ya no acudieron este lunes a la guardería y, tras la confirmación del positivo, se les practicarán las pruebas PCR. La dirección ha comunicado al resto de las familias de estas dos aulas la situación y las medidas a seguir.

OTROS CASOS

La confirmación de un caso positivo de COVID-19 entre el alumnado de un CEIP de Carballo (A Coruña) ha obligado a suspender las clases en el nivel de 3º de primaria. En concreto, se trata de un escolar del CEIP Nértoma-Razo, del que el Gobierno local tuvo conocimiento este fin de semana.

El centro mantiene su actividad, a la espera de la evolución de los datos, aunque la Consellería de Educación suspendió la actividad en ese nivel.

Asimismo, el colegio plurilingüe Calasancio en Pontevedra ha cerrado sus instalaciones tras detectarse un brote de COVID-19 con al menos ocho positivos en su plantilla. La actividad docente se reanudó este martes a través de medios telemáticos.

Contador