PP, BNG y PSdeG tumban la propuesta de presupuestos para Santiago defendida por Compostela Aberta

Pleno extraordinario de debate de los presupuestos de 2019
EUROPA PRESS
Publicado 29/12/2018 13:48:29CET

   PP, BNG y PSdeG censuran la baja ejecución presupuestaria y la poca voluntad negociadora y Martiño Noriega les acusa de estar en clave electoral

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El grupo de gobierno de Santiago, Compostela Aberta (CA), liderado por Martiño Noriega, ha fracasado en su intento de aprobar los presupuestos municipales para 2019 en un pleno extraordinario celebrado este sábado en el que ha recibido el voto en contra de los tres grupos de la oposición, PP, BNG y PSdeG, con críticas a la baja ejecución de los ejercicios anteriores y a la escasa negociación.

   A diferencia de lo sucedido con los presupuestos anteriores que fueron aprobados gracias al BNG y al PSdeG, en esta ocasión, las cuentas, que ascendían a 115 millones de euros, no obtuvieron ningún apoyo de la oposición, debido al "clima preelectoral", en palabras de Noriega, que ha censurado que los grupos de izquierda no acompañen "la nueva etapa para sacar a la ciudad del absoluto túnel oscuro" en la que la dejó el "PP cuando aún no era Vox".

   La concejala de Economía, María Rozas, ha defendido unos presupuestos "expansivos" y "en clave de ciudad" que ascendían a 115 millones de euros, con obras e inversiones fruto del "consenso" y con la apuesta en políticas sociales o el empleo, con inversiones en obras de hasta de 12 millones de euros, de los que 7 se correspondían con acuerdos plenarios y con una inversión de 111 euros por persona en ámbito social.

   Unos presupuestos que la edil ha asegurado que, pese al voto contrario y las críticas manifestadas en el pleno, servirían para que tanto BNG como PSdeG se sintiesen "muy identificados" y que son "los mejores de la historia de Santiago".

   Pero el pleno extraordinario ha transcurrido entre intervenciones muy críticas de los tres partidos políticos no solo hacia los presupuestos sino a toda la gestión en este mandato de Compostela Aberta, que el portavoz del BNG, Rubén Cela, llegó a calificar en algunos aspectos de "línea continuista de Conde Roa", el alcalde del PP entre 2011 y 2012.

   Cela ha argumentado el voto en contra, entre otras cuestiones, en la negativa "tajante" de Compostela Aberta a renegociar las ordenanzas fiscales y en la baja ejecución de los presupuestos, en torno al 20% este último año, así como en el crecimiento de las "subvenciones a dedo", en un "27,5% más" que en el último año del PP.

   Para el BNG, Compostela Aberta "no tuvo voluntad real de llegar a acuerdos", en un "intento de pasar un rodillo invisible" en el que las fuerzas de la oposición tenían que "aprobar sí o sí" los presupuestos y ha emplazado a Martiño Noriega a que, "después del previsible victimismo" que transmitirá tras este pleno, renegocie las cuentas a partir de enero.

   También muy crítico se ha mostrado el portavoz del Partido Socialista, Paco Reyes, que ha reprochado que CA los convocase "48 horas antes" del pleno y ha rechazado que se trate de un presupuesto social, aludiendo a la bajada de gasto en igualdad, juventud o fomento del empleo.

   "Estamos peor que el año pasado en ejecución y control", ha zanjado Paco Reyes, que ha alertado que los santiagueses pagarán más en 2019 de IBI ante la negativa de CA a "bajar el tipo impositivo".

   Paco Reyes, que ha instado en su primera intervención en el pleno a Compostela Aberta consensuar los presupuestos con la oposición y llevarlos de nuevo a pleno, se ha dirigido al grupo de Noriega para recomendarle que no recurran a la "victimización", sobre la que coincidieron en advertir las tres formaciones de la oposición.

   Pero la intervención más tensa ha sido la del portavoz del PP y ex alcalde Agustín Hernández, que ha tachado la gestión municipal de "todo un ejercicio de incompetencia" de un "incompetente" Martiño Noriega", al que ha reprochado que la baja ejecución presupuestaria suponga que a 30 de septiembre de 2018 solo se hubieran invertido 6,85% de lo previsto, lo que suponía un gasto de 15 euros por habitante.

   Agustín Hernández ha arremetido contra una gestión de Compostela Aberta, que "presupuesta cara a la galería" y demuestra "inoperancia", y la ha situado en la "antítesis" de lo que prometían, al "presumir de la vuelta a lo público" pero recoger un incremento del gasto hasta en "un 56%" entre 2015 y 2019 en "trabajos contratados a empresas". "Por la municipalización rogando y con el mazo de la privatización dando", ha remarcado.

   "Estos presupuestos de 2019 son la constatación de que terminarán este periodo en este Ayuntamiento convirtiendo en papel mojado su programa", ha concluido.

   Las críticas han sido rechazadas por la edil de Economía, María Rozas, que en primer lugar se ha dirigido al PP para contraponer datos como los referidos a los 6 millones de euros en gasto social en 2015 cuando era alcalde "a dedo" Agustín Hernández, con los 11 del actual presupuesto, o para recordarle el 21% de ejecución de su gobierno en 2014.

   Ante esto, y los comentarios desde sus asientos de los miembros del grupo del PP, el alcalde, Martiño Noriega, ha intervenido en el pleno, para paralizar la intervención de María Rozas y darles "la opción terapéutica a que se liberasen" antes de continuar.

   En todo caso, María Rozas, también ha respondido a BNG y PSdeG que la "ejecución" de los presupuestos es una problemática habitual no solo en Santiago desde hace años --incluidos anteriores mandatos-- sino también en otras administraciones, como la de la Diputación de A Coruña, cogobernada por ambos partidos, y en la que se queda también en torno a un 20%.

   Tras defender de nuevo que se trata de presupuestos "en clave de ciudad", ha recordado que incluyen acuerdos con el PSOE como las intervenciones de Quiroga Palacios o Belvís. En este punto, se ha dirigido a los socialistas, preguntado si "esto no merece al menos la abstención del PSOE", en una frase que el PP ha interpretado como una "súplica patética para su abstención".

   El debate plenario, una vez confirmado que la oposición tumbaría la propuesta de presupuestos, ha sido cerrado por Martiño Noriega. El alcalde ha defendido que "no ha habido cambios en la voluntad de negociación" de CA pero sí "una menor disponibilidad de los socios preferentes para aprobar los presupuestos", BNG y PSOE, ante condicionantes como "el clima electoral".

   "Los veo muy preocupados con la victimización", ha agregado, "les debería preocupar lo que opine la gente y corren tiempos de posicionarse, si uno está en una nueva etapa que acompañe a la ciudad" tras "el túnel del PP cuando aún no era Vox" o si "vive oculto en una melancolía del pasado".

   En la misma línea, también ha respondido al portavoz del BNG, que en el debate ha censurado a Noriega que en Twitter, antes del inicio del pleno, asegurase que este sábado se comprobaría si pesaban más los intereses electorales o los de la ciudad. "Si les preocupa la victimización vote a favor de los presupuestos", ha replicado.

   Valoraciones políticas que también ha dirigido al PSdeG al hacer referencia a quién "condiciona desde fuera la situación del PSOE y aparece como salvador" de la ciudad cuando no apareció tras la peor etapa del PP, en referencia, sin citarlo, al ex alcalde y actual candidato Xosé Sánchez Bugallo.

   Y tras el pleno, a preguntas de los medios de comunicación, ha reiterado que "la izquierda tiene que sumar y no restar, no puede estar trabajando para el inglés" y ha lamentado la "sorpresiva alineación" del PSdeG y BNG con "un PP radicalizado".

Contador