El PSOE logra victorias históricas en la comarca de Vigo y el BNG refuerza su peso

26M.-M.- Abel Caballero celebra la victoria "sin precedentes" y augura: "Tenemos por delante 4 años apasionantes"
EUROPA PRESS
Publicado 27/05/2019 14:38:19CET

El BNG refuerza sus mayorías en Tomiño, Moaña y Ponteareas, y logra dar un vuelco al gobierno de O Rosal

VIGO, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El PSdeG-PSOE ha logrado hacerse con la mayoría de concejales en la comarca de Vigo y, además de la victoria incontestable de Abel Caballero en la ciudad olívica (20 ediles de 27), los socialistas han alcanzado mayorías absolutas históricas en localidades como Nigrán, Tui y Gondomar.

Así, aunque el PP logra mantenerse como fuerza más votada en varios municipios, y retiene mayorías absolutas en localidades como Mos, Salvaterra o Soutomaior, ha perdido la alcaldía de Baiona (donde pasa de gobernar con mayoría absoluta de 9 ediles a una representación de 6 concejales) y se ha quedado a las puertas de esa mayoría en municipios como O Porriño.

Por contra, el PSOE ha ganado votos en prácticamente todos los municipios, y ha registrado subidas espectaculares en localidades como Gondomar, Tui y Nigrán.

MAYORÍAS ABSOLUTAS SOCIALISTAS

Así, en Gondomar, el socialista Francisco Ferreira, que hasta ahora gobernaba en minoría con 4 concejales, ha logrado llegar a la mayoría absoluta de 9 ediles y su candidatura ha conseguido aumentar su apoyo del 23,6 al 48,6 por ciento.

En Nigrán, Juan González ha pasado de un respaldo del 39,1 al 62,3 por ciento, y su gobierno en minoría de 7 concejales se ha convertido en un grupo de 13 ediles (la mayoría absoluta en esta corporación está en 9 representantes). Además, en este municipio del Val Miñor, la corporación se reparte entre PSOE y PP, y quedan fuera grupos que obtuvieron representación en 2015, como SON, BNG y UCN.

En el caso de Tui, Enrique Cabaleiro volverá a la alcaldía, de la que fue desalojado en octubre de 2017 por una moción de censura. Esta vez, el candidato socialista ha logrado una victoria contundente en las urnas: ha pasado de 3 a 9 concejales (de los 17 posibles), y ha logrado un respaldo del 45,7 por ciento.

Así, los electores tudenses han castigado la actuación de los grupos de centro de derecha en el Ayuntamiento, que se aliaron para desbancar a Cabaleiro y dieron la alcaldía a Carlos Vázquez Padín, de Converxencia 21. Todos los partidos que apoyaron la censura y que han concurrido a estos comicios han perdido votos.

El PSOE ha conseguido, asimismo, reeditar su mayoría absoluta en Fornelos de Montes, que tiene gobiernos socialistas de forma ininterrumpida desde 1991. La candidatura de Emiliano Lage ha pasado de 6 a 7 concejales, pese a obtener el mismo número de votos que hace 4 años.

ALCALDÍAS PENDIENTES DE PACTOS

Por otra parte, son varios los gobiernos municipales que dependerán de pactos y en los que no se pueden descartar cambios en las Alcaldías.

Es el caso de Redondela, donde el PP repite representación, con 9 ediles, a dos representantes de la mayoría absoluta. Mientras que en 2015 la abstención de AER le permitió gobernar en minoría, en esta ocasión esta agrupación de electores (con 3 ediles) o el BNG (con 2 ediles) pueden facilitar una investidura de la candidata socialista, que tiene 7 concejales.

También deberá negociarse un pacto en O Porriño porque, aunque el PP ha aumentado en votos, se ha quedado a un concejal de la mayoría absoluta de 9 ediles. Frente a los populares, está un PSOE que repite con 4 concejales y que necesitaría del apoyo de los 2 ediles de SON, de los 2 ediles del BNG y del representante de UDDL (al que cesó del gobierno hace escasos meses) para repetir en el Alcaldía.

ALCALDÍAS DEL BNG

El BNG ha logrado incrementar también sus apoyos en la comarca viguesa, y no solo mantiene (y refuerza) su mayoría absoluta en Tomiño, donde pasa de 10 a 11 ediles, sino que también alcanza una mayoría absoluta insólita en O Rosal.

En este municipio de O Baixo Miño nunca gobernó otra fuerza política que no fuera el PP (o, hace años, Alianza Popular). Este domingo, la candidatura 'popular' obtuvo 500 votos menos que en 2015 y pasó de 8 a 5 ediles; mientras que la formación nacionalista subió de 3 a 7 concejales .

En Ponteareas y en Moaña, el BNG previsiblemente mantendrá las alcaldías y podría reeditar sus pactos de gobierno, en esta ocasión desde una posición reforzada. Así, la lista ponteareana de Xosé Represas logró pasar de 5 a 9 concejales, mientras que la candidatura de la moañesa Leticia Santos gana un edil y alcanza 7 de 17 representantes.

En la misma línea, el alcalde nacionalista de As Neves, con los mismos 4 concejales, está en condiciones de mantener el bastón de mando con apoyo del PSOE, que sube un concejal (pasa de 2 a 3).

Finalmente, la Alcaldía de Cangas queda también pendiente de pactos postelectorales, ya que la lista del regidor Xosé Manuel Pazos (ACE) no ha logrado superar los 4 ediles que tenía, y depende del apoyo que pueda obtener de PSOE (que pasa de 1 a 4 concejales), BNG (3 ediles) y Avante (3 representantes).

Contador