2 de abril de 2020
 
Actualizado 21/07/2016 13:16:11 +00:00 CET

La Red Localis avisa de los riesgos que supondrá la nueva ley en el suelo rústico

Rueda de prensa de la Red Localis sobre la ley del suelo
EUROPA PRESS

Echa en falta elementos "novedosos" en la norma y realiza un decálogo para un urbanismo mejorado con atención a la despoblación y para pedir más control

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Red Localis --un foro de reflexión sobre municipalismo gallego conformado por investigadores y expertos-- ha dado a conocer este jueves un informe sobre la nueva ley del suelo de Galicia, que entró en vigor este año, en el que se avisa de los riesgos que supondrá para las zonas rústicas el cambio de normativa, al tiempo que llama a incrementar la inspección urbanística y el control.

   En rueda de prensa este jueves en Santiago, el arquitecto Luciano G. Alfaya --que ha elaborado este informe junto al ingeniero de caminos Gael Sánchez-Rivas y la secretaria municipal María Cacharro-- ha advertido de que "esa idea de expansión y de ocupación de lo rústico, por mucho que se quiera envolver en una idea de productividad, es contraproducente para el territorio y para el país".

   Según critica el informe, la nueva ley que facilita la edificación en suelo rústico, "en lugar del espíritu proteccionista de la norma anterior", "semeja una claudicación ante las constantes artimañas de propietarios y sucesivas prescripciones de la legalidad".

   En este sentido, el documento titulado 'El urbanismo como medio. Preámbulo de un cambio de paradigma tras la Lei do Solo de Galicia' censura que esta decisión "transmite una debilidad de la administración para controlar esas situaciones". De hecho, se llama la atención sobre que esto se produce "máxime cuando de nuevo se reducen las dimensiones de terrenos para viviendas vinculadas a explotaciones agropecuarias y se facilita la ubicación, previa autorización, de dotaciones públicas y privadas en este tipo de suelos".

   Sobre este extremo, Alfaya espera que en el reglamento que "está en tramitación se puedan aclarar más las cosas", pero "en este momento la puerta queda mucho más abierta que antes", lo que no tiene por qué ser negativo reflexiona, pero "la realidad viene demostrando año tras año que en ese escenario de puertas abiertas se cometen muchas situaciones que luego son irreversibles".

MÁS CONTROL

   Así, estos expertos han elaborado un decálogo para un urbanismo mejorado en Galicia en el que, entre otras cuestiones, se llama a reforzar las actuaciones de inspección y control.

   Sobre este punto, se explica que "uno de los principales cambios" que provocará la nueva ley del suelo "es la sustitución generalizada de las licencias por comunicaciones previas", lo que provocará una "descarga" en los servicios administrativos que tramitaban el control previo que "debería aprovecharse para reforzar el control posterior del cumplimiento de la normativa urbanística".

   A renglón seguido, el estudio sostiene que "conviene hacer notar que la práctica inexistencia de actuaciones de inspección ha dado lugar a numerosos supuestos de construcción ilegal", que, "por cierto, la nueva ley pretende regular de manera más benévola con los propietarios de las edificaciones".

   De este modo, la secretaria municipal Concepción Campos, miembro de la Red Localis, valora la simplificación en trámites para paliar los "retrasos" en licencias, pero pone el foco sobre que "adquiere mucho mayor importancia la inspección urbanística y control", porque "no hay ninguna fase de tramitación previa".

   Por ello, Campos considera que deben fomentarse las inspecciones a posteriori, "porque si no, las infracciones en vez de reducirse irán a más", pero "el problema" reside en que los ayuntamientos "no tienen medios".

DECÁLOGO PARA UN URBANISMO MEJORADO

   En su decálogo para un urbanismo mejorado, estos expertos llaman a aumentar la concienciación de la población sobre la importancia del urbanismo y mejorar la participación ciudadana, al tiempo que abogan por "limitar" las modificaciones normativas.

   El informe señala que la nueva ley del suelo "no supone un giro conceptual" respecto de su antecesora, pues no se tienen en cuenta "valores ni técnicas novedosas", si bien se aprecia "un afán por simplificación de trámites". "Los instrumentos no son todo lo novedosos que las nuevas denominaciones utilizadas podrían sugerir", critica el texto.

   Y es que en la ley gallega "no se concreta en ningún apartado" la intención de incorporar otras figuras de planeamiento de carácter estratégico, "dando únicamente continuidad al plan general de ordenación como documento básico de ordenación".

   Por tal motivo, Alfaya considera la nueva ley del suelo una "oportunidad perdida" para introducir los planes estratégicos como forma de ordenación, porque los cree básicos para "tener claro qué modelo de ciudad se quiere", a través de estas herramientas de ordenación "capaces de transformar el territorio".

   También se apunta a la dificultad para establecer diferencias entre suelo rural y urbano de baja intensidad dada la singularidad de Galicia, por lo que "es cuestionable que la ley no se plantee la necesidad de avanzar en este tipo de clasificación".

LA GUÍA DE COLORES NO DEBE SER OBLIGATORIA

   En lo tocante a la guía de colores y materiales que prevé realizar aplicable a cada área paisajística de Galicia, la Red Localis deja claro que "debería ser únicamente tomada como una referencia".

   En esta línea, avisa de que "si finalmente se opta por la obligatoriedad de utilizar dicho catálogo se asumirá, de forma implícita, que la construcción del paisaje responde a valores estéticos en lugar de comprender las singularidades morfológicas que condicionan toda arquitectura".

   Respecto a la cuestión del feísmo, se apuesta por proporcionar a los ayuntamientos "las armas" para poder combatirlo, con asistencia técnica, a la vez que "resulta primordial" llevar a cabo una labor de concienciación ciudadana "sobre el valor del paisaje, urbano y rural, más allá de la dimensión meramente estética".

   Además, Alfaya lamenta cómo los instrumentos urbanísticos se usan en Galicia como "arma arrojadiza" política, de forma que emplaza a superar los "enfrentamientos partidistas" que "impiden el desarrollo" del territorio de una forma ordenada.

REPENSAR LA DESPOBLACIÓN

   Finalmente, otro de los puntos sobre los que reflexiona es acerca de cómo planificar el decrecimiento poblacional, ya que "no se puede seguir pensando que las ciudades se pueden expandir" mientras partes "centrales" de las localidades están "completamente taponadas", pendientes de figuras de desarrollo que "no se llegan a completar nunca". Además, abogan por el fomento de la rehabilitación y recuperación de espacios.

   A la hora de "repensar" las figuras para el crecimiento de la población, según Alfaya, "una de las soluciones podría pasar" por el carácter supramunicipal para "articular sistemas" con los que aprovechar "sinergias en el territorio" para "compartir servicios" y "mejorar el sistema de ordenación en el territorio".

Lo más leído

  1. 1

    El DAO de la Policía da positivo en Covid-19, como antes el de la Guardia Civil y Fernando Simón

  2. 2

    Aprobado un subsidio de 439 euros para temporales que queden en paro durante el estado de alarma

  3. 3

    Einstein tenía razón sobre la luz, incluso a las más altas energías

  4. 4

    ¿A qué hora se estrena la 4ª temporada de La casa de papel en Netflix?

  5. 5

    Trece comunidades autónomas deciden aplazar a 2021 las oposiciones docentes previstas este año