La Sociedad Gitana "expulsa" de Pontevedra y A Coruña a la familia del homicida confeso de María Luisa Jiménez

Publicado 25/02/2014 19:54:25CET

Sinaí Giménez llama a la "tranquilidad" y pide a los "gitanos mayores de respeto" trabajar para evitar enfrentamientos que acaben "en desgracias"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Gitana en Galicia ha emitido un comunicado en el que afirma que "cualquier familiar" de José Luis Cortiñas Romero, homicida confeso de María Luisa Jiménez Jiménez, que resida en las provincias de Pontevedra y A Coruña está "expulsado" de las mismas, ya que así lo ha resuelto "la ley gitana" para "evitar baños de sangre".

La decisión se da a conocer después de que este martes fuese hallado el cadáver de la mujer, desaparecida desde el domingo de Vilaboa (Pontevedra) y cuyo marido, José Luis Cortiñas Romero, ha confesado haber matado. Tanto la víctima como el homicida confeso son de etnia gitana y él ha ingresado por orden judicial en la prisión de Monterroso.

En el comunicado remitido a los medios, se plasma que "toda la sociedad gitana" apoya a la familia de la fallecida y está "en contra de este asesino y de todos sus familiares directos".

En calidad de representante de la Sociedad Gitana en Galicia, Sinaí Giménez señala que "en todos los lugares hay problemas entre matrimonios" y que, cuando sucede en su sociedad, actúan sus "mediadores", de forma que son los "patriarcas" o "gitanos mayores de respeto" los que contribuyen a resolver "cualquier tipo de conflictos, incluidos los matrimoniales".

"A ningún gitano de España se le pasa por la cabeza matar a su mujer por muchos problemas que surjan. Por eso, toda la sociedad gitana, incluida la gallega, condena rotundamente cualquier tipo de violencia contra las mujeres", remarca.

LLAMAMIENTO A LA TRANQUILIDAD

En este escenario, ha hecho un llamamiento a toda la sociedad gitana, que en estos "momentos se encuentra muy disgustada, molesta y dolorida por esta situación", al tiempo que ha pedido "tranquilidad y paz".

"Pido a nuestros mayores y a todos los gitanos mayores de respeto que trabajen activamente como nuestros jóvenes y con todas las personas doloridas por este suceso, trabajando activamente en promover la paz y evitar cualquier tiempo de enfrentamiento que pueda acabar en desgracias", ha manifestado.

CONFIANZA EN LA JUSTICIA

En el comunicado, Giménez manifiesta su confianza en la Justicia para que "recaiga todo el peso de la ley" sobre el culpable, toda vez que --asume-- "la Justicia en estos casos y llegando a estos extremos es la Constitución Española".

Asimismo, ha agradecido a las fuerzas y cuerpos de seguridad todo el trabajo que "están desarrollando" y que "sigan llevando a cabo todas aquellas acciones que consideren oportunas para seguir evitando cualquier tipo de enfrentamiento".

DOS HOMICIDIOS

"Desde Sociedad Gitana entendemos que no solamente hay un homicidio, sino dos, puesto que la mujer gitana estaba embarazada y también existe un secuestro y una muerte preparada y organizada por el culpable, ya que utilizó el engaño y la falsedad para llevarse a la fuerza a esta mujer y después de asesinarla, enterrarla", ha advertido.

Así las cosas, el comunicado concluye que "cualquier familiar del culpable" que resida en las provincias de Pontevedra y A Coruña está "expulsado" de estas provincias, ya que así "lo ha resuelto la ley gitana" para "evitar baños de sangre".