Actualizado 08/05/2007 22:21 CET

Touriño censura que el PP aproveche el conflicto sobre Reganosa para "desgastar" al Gobierno y apela al diálogo

Aboga por reducir la "crispación y tensión" para "volver a la normalidad" en la Ría de Ferrol y pide acatar la legalidad

OURENSE, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, apeló hoy a la "responsabilidad" de los líderes del PP para que "no busquen la oportunidad" para intentar "desgastar" o "crear más ruido de los necesario" con el conflicto abierto en la Ría de Ferrol por la entrada del primer gasero con carga para Reganosa, cuyo paso es impedido por los mariscadores de la zona.

Al respecto, censuró que el PP "aprovecha cada problema para montar bulla y añadir más problemas de los que hay", mientras que deberían "contribuir ayudar a solucionar los problemas". En este sentido, lamentó que los populares están "acostumbrados" a ver al presidente del PP, Mariano Rajoy, "prometiendo todo aquello que no hizo en 16 años de mayoría absoluta". "En Ourense dejó el peaje y en Galicia el 'Prestige' y el chapapote encima de las costas, por lo que hoy Rajoy no tiene ninguna credibilidad", aseveró.

A preguntas de los periodistas, Pérez Touriño pidió "respeto a las reglas de juego" por parte de "todos", y apeló al "cumplimento del Estado de derecho", ya que aseguró que hay "canales establecidos para dialogar". Aún así, afirmó que deben "cumplirse" las leyes y "garantizarse" el cumplimiento de las mismas, así como la convivencia "pacífica y ordenada de todos los ciudadanos".

El titular de la Xunta expresó que mantiene un "contacto directo" con el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, sobre la situación que se vive en la Ría de Ferrol para que estar informado de las medidas que "están bajo su responsabilidad", así como de la "propia actuación" en la Ría ferrolana. En este sentido manifestó que está "comprometido con el "cumplimento de las leyes y con el Estado de Derecho".

Pérez Touriño resaltó la necesidad de "colaborar" y reducir la "crispación y tensión" porque en la Ría de Ferrol "se debe volver a la normalidad y hay canales para dialogar, exponer las posiciones y debatir", frente al uso de determinados colectivos de actuaciones "en vulneración permanente de la convivencia" que "no es positiva".

El titular del Gobierno autonómico realizó estas declaraciones en el Hotel San Martín de la ciudad de Ourense, donde compareció ante los medios de comunicación después de mantener un encuentro con diferentes colectivos de la capital, junto al candidato del PSOE a la alcaldía de la ciudad, Francisco Rodríguez.