Transportistas presentan una plataforma para exigir compensaciones a Audasa por los gastos causados por obras en Rande

Transportistas presentan una plataforma para exigir compensaciones a Audasa por los gastos causados por obras en Rande
EUROPA PRESS
Publicado 02/05/2019 13:14:04CET

VIGO, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación Galega de Transportistas ha presentado, junto al despacho de abogados Pérez-Lema, una Plataforma de Afectados de la AP-9 con el objetivo de presentar demandas agrupadas contra Audasa por los retrasos y perjuicios causados por las obras realizadas en el puente de Rande y sus accesos entre 2015 y 2018.

En una rueda de prensa celebrada este jueves en Vigo, uno de los miembros de la federación, Alberto Vila, ha detallado que, además de demandar la devolución de los peajes pagados, también se buscará que Audasa compense a los empresarios por los gastos derivados de los retrasos en las entregas que causaron las retenciones registradas en la autopista por las obras.

Asimismo, se aspira a recibir el pago de los intereses generados desde esas fechas hasta el momento en el que la concesionaria asuma esta compensación.

El abogado que presentará las demandas, Xoán Pérez-Lema, ha apuntado que el gasto de un vehículo que durante esos 40 meses realizase cinco días a la semana el trayecto de Vigo-Pontevedra podría ascender a unos 9.700 euros en peajes. A este importe habría que sumarle los gastos derivados de retrasos en entregas y los intereses generados desde las fechas de la ampliación del puente de Rande, lo que podría suponer demandas de hasta 18.000 euros por cada automóvil de empresa.

Esta iniciativa, aunque ha sido presentada por compañías de transporte, también estará abierta a la adhesión de empresas españolas y del Norte de Portugal de otros sectores que hayan operado durante esas fechas en la fachada atlántica.

El periodo para sumarse a estas demandas estará abierto hasta finales de este año, aunque se espera que la mayor afluencia se registre hasta este verano.

Alberto Vila ha indicado que podrían haberse visto afectadas por estas obras unas 500 empresas del sector del transporte, a las que habría que sumar las de otras áreas.

Contador