Actualizado 31/05/2020 14:31:33 +00:00 CET

Las urgencias atendidas en los hospitales gallegos se incrementan un 20% tras el inicio de la desescalada

Acceso a la nueva área de Urgencias Pediátricas del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, habilitada con motivo de la crisis del coronavirus.
Acceso a la nueva área de Urgencias Pediátricas del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, habilitada con motivo de la crisis del coronavirus. - SERGAS - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

   Médicos advierten de que el aumento de la afluencia en zonas costeras previsto para verano podría sobrecargar el servicio

   VIGO, 31 May. (EUROPA PRESS) -

   El volumen de urgencias atendidas en los hospitales del Servizo Galego de Saúde (Sergas) se ha incrementado un 20% tras el inicio de la aplicación del Plan para la transición hacia una nueva normalidad por parte del Gobierno central.

   Según ha detallado en declaraciones a Europa Press el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias en la comunidad (SEMES-Galicia), Manuel Vázquez, la afluencia se ha incrementado durante las últimas tres semanas "de manera progresiva".

   Esta situación se produce después de un caída abrupta de las urgencias atendidas en los hospitales gallegos registrada durante las primeras semanas en las que permaneció vigente el estado de alarma. Así, los profesionales achacaron este hecho al temor a un posible contagio por COVID-19 en esos centros.

   De hecho, alertaron de que algunas personas acudieron con patologías evolucionadas a los centros hospitalarios, en lugar de desplazarse a los mismos una vez que se producía un incidente.

   Asimismo, el volumen de pacientes que atendidos en los servicios de Urgencias de los dos principales hospitales gallegos, aquellos situados en Vigo y A Coruña, se ha incrementado más que la media en las últimas semanas en relación a los primeros días del confinamiento.

   En concreto, el presidente de SEMES ha precisado que el servicio de Urgencias del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo recibía unas 170 personas al día en marzo pese a que su media habitual se sitúa en unas 400. Posteriormente, las atenciones diarias se elevaron hasta 197 en abril y, en mayo, ascendieron hasta las 285. Así, ha destacado que se han incrementado un 47% respecto al periodo inicial de la pandemia.

   También ha explicado que en abril se registraron en el hospital vigués 48 ingresos debido a ictus frente a los 70 que se suelen contabilizar cada mes.

   Asimismo, el coordinador de Urgencias del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), José Manuel Fandiño, ha explicado que el volumen de urgencias atendidas en este centro se ha incrementado un 40% en relación a finales de marzo.

   A ese respecto, ha precisado que se ha pasado de unas 120 atenciones diarias a más de 300, una cifra inferior a la contabilizada antes de la pandemia, cuando se registraban casi 400 personas al día en el servicio Urgencias del Chuac.

PATOLOGÍAS

   Adicionalmente, Manuel Vázquez ha indicado que durante la primera semana en la que se permitieron las salidas se atendieron varias patologías graves evolucionadas, como ictus o infartos. Así, ha achacado esta situación a que las personas que los padecían retrasaron su desplazamiento a los centros hospitalarios hasta que "perdieron el miedo" a contagiarse en los mismos.

   Además, este facultativo ha apuntado que, tras el levantamiento de parte de las restricciones de movilidad, ha aumentado la atención de traumatismos y golpes, así como el volumen de personas que acuden a Urgencias tras sufrir accidentes de tráfico.

   No obstante, el también coordinador de Urgencias del Hospital de O Salnés ha afirmado que, durante los últimos días, ha aumentado el volumen de personas que se desplazan a los centros hospitalarios pese a presentar patologías que podrían atenderse en Atención Primaria.

   Así, ha señalado la importancia de que la situación generada por la pandemia en los hospitales permita concienciar a la ciudadanía de la necesidad de acudir a su centro de salud de referencia si presenta patologías que se pueden atender en este nivel asistencial.

   En la misma línea, el jefe de servicio de Urgencias del Hospital Montecelo, Francisco Javier García, ha explicado que, aunque se ha registrado un incremento en el número asistencias en este centro de Pontevedra, el volumen todavía es inferior al contabilizado antes de la pandemia.

   De hecho, este facultativo ha precisado que en este hospital las personas que acudieron a Urgencias durante el estado de alarma se redujeron en un 50%, una disminución que se elevó hasta el 80% en el caso de las Urgencias pediátricas. Mientras, ha señalado que en los últimos días han acudido al servicio de Urgencias hospitalario personas que presentaban patologías que se podían atender en Atención Primaria.

   Francisco Javier García también ha apuntado que en el Hospital Montecelo se ha atendido a pacientes que sufrieron ictus transitorios en su domicilio, lo que les generó secuelas, así como a individuos con problemas cardíacos agravados por no haberse tratado en un primer momento. Además, ha señalado que el hecho de que se priorizasen las consultas telefónicas en Atención Primaria ha dificultado la detección de ciertas enfermedades.

CIRCUITOS OPERATIVOS

   En este sentido, José Manuel Fandiño ha recordado que permanecen activos dos circuitos diferenciados en los servicios de Urgencias de los hospitales gallegos con el objetivo de separar a los posibles sospechosos de COVID-19. Así, las estancias utilizadas por estas últimas personas se desinfectan tras su paso y los profesionales que las atienden utilizan Equipos de Protección Individual (EPI).

   El coordinador de Urgencias del Chuac ha detallado también que, en marzo, un 45% de las urgencias atendidas en este hospital correspondían al circuito de aislamiento, que llegó a acumular el 57% de los pacientes atendidos. Además, ha precisado que un 43% de estas personas arrojaban resultados positivos en coronavirus en ese mes.

   En cambio, José Manuel Fandiño ha precisado que, actualmente, los pacientes asignados al circuito diferenciado de COVID-19 representan en torno al 10% de los atendidos en el servicio de Urgencias del Chuac, así como que el 1,94% de ellos son positivos.

   Adicionalmente, Francisco Javier García ha recordado que el mantenimiento de dos circuitos operativos en Urgencias conlleva "una doble vía de trabajo" para los profesionales. Sin embargo, ha señalado que este sistema no puede ser desmantelado dada la situación actual.

   No obstante, el jefe de servicio de Urgencias del Hospital de Montecelo ha advertido de que estos circuitos, sumados a la utilización de Equipos de Protección Individual (EPI), dificultan el trabajo de los profesionales, que asumen un "sobreesfuerzo".

   Aunque ha reconocido que el mantenimiento de dos circuitos conlleva un incremento del tiempo de atención en Urgencias, José Manuel Fandiño también ha incidido en la necesidad de su mantenimiento, ya que, según ha recordado, "la alerta epidémica no ha desaparecido". Así, ha recordado que el bajo porcentaje de población inmunizada registrado en Galicia, que se sitúa en torno al 1,15%, puede conllevar que se produzca un nuevo brote de coronavirus "en cualquier momento".

PREVISIONES PARA VERANO

   Además, Francisco Javier García ha advertido de que los servicios de Urgencias de los centros situados en zonas costeras podrían sobrecargarse en verano si se recibe un número de visitantes similar al de otros años.

   De hecho, ha asegurado que el volumen de urgencias atendidas en los centros de las Rías Baixas asciende a casi el doble del habitual en la temporada estival.

   Así, este facultativo ha incidido en que la falta de profesionales en paro dificulta afrontar esta situación, que prevé "muy difícil".

   El coordinador de Urgencias del Chuac ha ratificado la posibilidad de que se incremente el volumen de urgencias atendidas en verano en zonas costeras, por lo que ha llamado a la ciudadanía a hacer un uso responsable del servicio para evitar su sobrecarg. Además, ha apuntado que el aumento de la temperatura y la radiación ultravioleta de los rayos solares podrían ejercer como "factores protectores" frente al virus en la temporada estival.

Para leer más