27 de mayo de 2020
 
Publicado 07/04/2020 17:44:29 +02:00CET

La Xunta empieza a abonar la totalidad de la renta de abril de los beneficiarios del Bono Alugueiro Social

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Xunta de Galicia, a través del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS), ha empezado este martes a abonar la renta correspondiente al mes de abril de un total de 541 beneficiarios del Bono Alugueiro Social, un programa de ayudas dirigido a colectivos desfavorecidos y con escasos recursos.

   De este modo, según ha destacado la Consellería de Medio Ambiente en un comunicado, ninguna de estas familias tendrá que pagar nada en concepto de alquiler en abril con el objetivo de salvaguardar el derecho a la vivienda de aquellos colectivos que, estando ya en una situación de especial dificultad, puedan ser aún más vulnerables en el actual estado de alarma.

   El departamento autonómico ha recordado que el importe de la ayuda del bono alquiler que asume normalmente la Xunta oscila entre los 175 y los 225 euros al mes, en función del ayuntamiento en el que esté localizada la vivienda, mientras que el beneficiario paga por su cuenta el resto de la renta mensual (aproximadamente el 50%).

   En todo caso, en el mes de abril y debido a la crisis provocada por el coronavirus, la Xunta asumirá el 100% del coste de estos alquileres --que ascienden a un importe total de 180.478.63 euros-- de tal forma que el beneficiario del bono no tendrá que pagar nada por su vivienda.

   Aunque la estimación era llegar a unos 700 beneficiarios, la Xunta ha indicado que en estos momentos son 541 las familias que tienen concedido y activo el bono: 450 beneficiarios del ordinario y 91 de la línea específica dirigida a víctimas de violencia de género.

   Con todo, la Xunta ha señalado que las personas que tienen actualmente la ayuda en tramitación podrán beneficiarse también de la medida cando se completen todos los trámites de seu expediente.

   Asimismo, la justificación de la subvención recibida se realizará mediante el pago que el propio IGVS hará en la cuenta del propietario de la vivienda, sin que por lo tanto la persona beneficiaria tenga que realizar actuación alguna en este sentido.

OTRAS MEDIDAS

   La Xunta ha señalado que la situación actual obligó a las Administraciones a situarse al lado de quien más lo necesita, con el objetivo de causar el menor prejuicio posible, como pueden ser los adjudicatarios de viviendas de promoción pública del Instituto Galego da Vivenda e Solo en régimen de alquiler y de los locales comerciales de su propiedad, alquilados a particulares y asociaciones.

   En ese sentido, la Administración autonómica decidió no girar sus recibos de alquiler desde abril y mientras se mantenga el estado de alarma. Más de 3.500 familias alojadas en viviendas de promoción pública del IGVS y en 64 inmuebles titularidad de Xestur podrán beneficiarse de este aplazamiento.

   Asimismo, los inquilinos de 42 locales comerciales alquilados por el instituto también podrán acogerse a esta prórroga. En total, se estima que unas 4.300 familias gallegas se beneficiarán de alguna de las medidas extraordinarias adoptadas por la Xunta en materia de vivenda con relación a la crisis del COVID-19.

   Por último, tanto el IGVS como Xestur también dejaron en suspenso las cuotas correspondientes a este mismo mes por las parcelas industriales que tienen adjudicadas ambas entidades en régimen de alquiler o en derecho de superficie.

Para leer más