La Xunta propone cambios en el convenio con Audasa para que "nunca más" haya alzas extraordinarias en peajes

Ethel Vázquez con un bizcocho 'libre de peaje'
EUROPA PRESS
Actualizado 18/02/2019 14:36:43 CET

   Reclamará al nuevo Gobierno que se realicen descuentos y que todo se haga a cargo de los PGE para que no se produzcan aumentos de tarifas

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Xunta presenta este lunes ante el Ministerio de Fomento una propuesta de cambios en el actual convenio con Audasa, la concesionaria de la AP-9, con el objetivo de que "nunca más" haya subidas extraordinarias de peajes, al tiempo que demanda que se realicen descuentos del 25% en trayectos de ida y vuelta durante el mismo día. Así, quiere que todo ello se haga a cargo de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

   En un desayuno con la prensa este lunes, la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, ha asegurado que van a trasladar a "todos los foros" esta propuesta con "cálculos en detalle", por lo que será una reclamación que harán al nuevo Gobierno que salga de las urnas el 28 de abril, gobierne quien gobierne.

   El Ejecutivo gallego busca poner coto al "agravio" que sufre Galicia en lo tocante a un "desequilibrio territorial" en el pago de peajes frente a otras comunidades, que se va a "ir acentuando" tras un alza de casi un 6% en cuatro meses en la AP-9, "cinco veces más que el IPC", que ha provocado un "clamor social".

   De este modo, la conselleira demanda la anulación del "injusto" e "inaceptable" decreto de 2011, aprobado por el Gobierno socialista, por el cual se pagarán 1.463 millones de euros hasta el final de la concesión para la financiación de unas obras por 223 millones.

   En contraposición, el Ejecutivo autonómico realiza una propuesta, tras un trabajo "intenso", que pasa por que el Estado realice un pago anual de 53,19 millones a la concesionaria durante cinco años (casi 266 millones en total) para amortizar por vía presupuestaria las obras ejecutadas de ampliación y no se ejecuten los incrementos extraordinarios en próximos años.

   Además, se aboga por un pago anual (serían 12,9 millones euros el primer año) hasta el fin de la concesión (termina en 2048) para las bonificaciones del 25% en trayectos de ida y vuelta el mismo día --también para vehículos pesados y fines de semana--. Afirma que esta es una propuesta "viable y realista" para paliar los efectos "negativos" del decreto 2011.

PEAJES ENTRE UN 18% Y UN 24% MÁS CAROS EN 2025

   Y es que está prevista una subida de un 1% (anual y acumulativo en los próximos 18 años) para compensar la inversión en las obras para la ampliación de capacidad de la autopista, entre ellas las del Puente de Rande. A esto se añaden los incrementos entre 2018 y 2020 para compensar el establecimiento de bonificaciones en el peaje de vehículos ligeros en los tramos de Pontevedra-Vigo (se bonifica la vuelta), Pontevedra-Morrazo, Pontevedra-Vilaboa y Rande-Vigo. Y se añade lo que propicie el IPC.

   Esta situación da lugar a que los peajes de 2025 subirán, en función del IPC, entre un 18% y un 24% en 2025, de forma que a este ritmo el viaje entre A Coruña y Vigo tendrá un coste de unos 20 euros.

   Ethel Vázquez alerta de cómo estos incrementos de precio provocan un aumento de los desplazamientos por carretera que van en detrimento de la seguridad vial. Pone de ejemplo que entre enero y octubre de 2018 hubo 11 víctimas mortales en la N-550. Estas declaraciones se han producido tras un desayuno con la prensa en el que la conselleira ha llevado un bizcocho que ella misma ha realizado con el lema 'libre de peaje'.

COMPENSACIONES "ESCANDOLOSAS"

   Asimismo, Ethel Vázquez critica "aspectos desconcertantes" en el "injusto" convenio del Estado con Audasa con compensaciones "absolutamente injustificadas" a la concesionaria, como la que incluye 244 millones por el impuesto de sociedades.

   En esta línea, apunta a aspectos "escandalosos" en el decreto de 2011 como 140 millones de euros para unos costes de conservación de obras que "no existen", ya que no necesitarán arreglos a corto plazo y cuya vida útil supera el plazo de la concesión. Además, lamenta el interés del 8% fijo "sin capacidad de revisión" para financiar las obras.

   Ahora la Xunta llevará este propuesta tanto al Parlamento gallego (prevé buscar el apoyo de "todos" los partidos en la Cámara autonómica) como al Congreso, así como al actual y futuro Gobierno central, a través de la comisión conjunta sobre la AP-9. También impulsará reactivar en la próxima legislatura la transferencia de la autopista.

RESPUESTA DE AUDASA

   Cuestionada sobre cómo cree que puede reaccionar Audasa al cambio en sus actuales condiciones, Ethel Vázquez explica que "a la Xunta a lo que le preocupa son los gallegos y Galicia, y menos la preocupación de la concesionaria".

   Con todo, recuerda que "existen precedentes de poder revisar a la baja", como lo ocurrido con la modificación del convenio de 2006, en el que había "un enriquecimiento injusto", para permitir la gratuidad de los peajes Vigo-O Morrazo y A Coruña-A Barcala. Ante esto, Audasa presentó recurso ante el Tribunal Supremo, el cual está pendiente de sentencia.

   "Suponemos que Audasa irá al contencioso como hizo en el momento en el que rompimos ese convenio del bipartito que era injusto para los gallegos y beneficioso para Audasa", opina Ethel Vázquez.

   Finalmente, a preguntas sobre si apoya un rescate de la autopista, la conselleira de Infraestruturas descarta esta opción, que no ve "viable", porque "supone pagar miles y miles de millones de euros" en un único pago a la concesionaria.

Contador