Pesca.- Pesca compesará a los mariscadores de Pontevedra por las pérdidas ocasionadas por el cambio a categoría C

Actualizado 13/04/2007 21:16:50 CET

Trabaja con Medio Ambiente para presentar un plan de actuación para mejorar la calidad de estas aguas contaminadas por vertidos fecales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Pesca, Carmen Gallego, les garantizó hoy a los mariscadores de la Ría de Pontevedra que no sufrirán pérdida de renta como consecuencia del reciente cambio temporal en la clasificación sanitaria de sus aguas de producción de B a C, después de que se detectasen vertidos fecales. Así, se comprometió a compensaciones para paliar la caída de ingresos que le supone no poder comercializar directamente el producto, si no lo reinstalan durante dos meses.

Así lo comunicó a los medios de comunicación Carmen Gallego al finalizar la reunión que mantuvo hoy en Vigo con presentantes de las tres cofradías afectadas (Raxó, Lourizán y Pontevedra) y a la que también asistió el director xeral de Recursos Mariños, Antonio García Elorriaga.

Asimismo, también les anunció que está trabajando con la consellería de Medio Ambiente con el objeto de presentar la próxima semana un plan de actuaciones con medidas que se puedan llevar a cabo de modo "urgente" y "atajar el problema de fondo", que es la presencia de aguas fecales.

"Desde luego, que la Consellería de Pesca no es quien contamina la ría, la ría está contaminada porque hay vertidos fecales", esgrimió Carmen Gallego como motivo que propició el cambio de categoría y por tanto defendió la medida de su departamento "para garantizar la salubridad de los consumidores, como la calidad y la salubridad de los productos marisqueros".

En todo caso, reconoció que los municipios tienen "muchas dificultades" económicas para mantener las depuradoras en un nivel de funcionamiento que impidan estos vertidos. Por ello, anunció que el Gobierno gallego está "dispuesto" a colaborar con los municipios para "solventar" este problema.

PLAN DE TRABAJO DE LAS COFRADIAS AFECTADAS

Además, de esta actuación conjunta con Medio Ambiente, Pesca instó a los tres pósitos a que elaboren un plan de trabajo para poner en marcha en el mes de junio, en el caso de que la Ría de Pontevedra mantengan la clasificación de zona C, ya que será entonces cuando finalice el paro biológico de dos mes que se inicie este mes de abril.

"En todo caso, no vamos a dejar de ayudarlas (las mariscadoras) porque sabemos que eso supone una pérdida de ingresos", insistió Gallego, quien, de todos modos, recordó que este colectivo tenía previsto una parada biológica hasta el 30 de junio "y por tanto no tenía previsto trabajar en esta época", concluyó.