El sector acoge con "moderada satisfacción" el reparto de cuotas y ve "con alivio" las medidas sobre descartes

Publicado 19/12/2018 17:31:28CET

VIGO, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sector pesquero gallego ha acogido con "moderada satisfacción" el acuerdo del Consejo de Ministros de Pesca de la UE cerrado en la madrugada de este miércoles, que establece los TAC y cuotas para la flota comunitaria en 2019, al tiempo que han expresado su "alivio" porque se hayan pactado medidas de "flexibilidad" con respecto a la política de descartes.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Cooperativa de Armadores del Puerto de Vigo (Arvi) --que engloba a las asociaciones nacionales de buques congeladores, palangreros de altura, buques que faenan en Gran Sol, buques de pesca de bacalao, et.--, Javier Touza, ha recordado que la reunión del Consejo de Ministros de Pesca tenía especial relevancia porque, además del reparto de posibilidades de pesca, "había otros debates paralelos", como la entrada en vigor en enero de la norma que prohíbe los descartes, o la incertidumbre por el resultado del 'brexit'.

Tras conocerse el reparto de TAC y cuotas, ha señalado que los armadores están "razonablemente contentos" con el incremento de posibilidades de pesca de gallo (Gran Sol), jurel, raya, rape (aguas ibéricas), o merluza de Gran Sol, así como con el mantenimiento de las cuotas para la merluza sur, que era "uno de los caballos de batalla".

Con respecto a la cigala del Cantábrico, cuya pesquería se mantendrá cerrada y solo se permitirá capturas limitadas con finalidades científicas, Javier Touza ha admitido que "era difícil arañar cuota" en esta especie. No obstante, ha valorado que se haya dejado "una puerta abierta" para la realización de estudios científicos, porque sin esos informes "difícilmente se pueden tener argumentos" para defender las capturas, a pesar de que el sector percibe que "el caladero se está recuperando".

Javier Touza ha concluido que, al respecto de las capturas, y con carácter general, los armadores están "moderadamente contentos", y ha recalcado que, además, el valor del precio de mercado de las cuotas asignadas se incrementa en un 5 por ciento con respecto al acuerdo anterior.

"INCERTIDUMBRE" POR LOS DESCARTES

Por otra parte, con respecto a la prohibición de descartes, Touza ha expresado el "alivio" del sector porque se haya abordado esta cuestión por parte del Consejo de Ministros de Pesca de la UE, y que se hayan adoptado medidas para que la aplicación de esta normativa no causara perjuicios a la flota, especialmente a los buques que faenan en pesquerías mixtas.

Según ha recordado, se establecerá un 'bolsa de capturas accesorias', de manera que los países con disponibilidad de pesca de especies como bacalao o platija pondrán a disposición de otros países deficitarios un 6 por ciento de sus cuotas. Asimismo, para otras especies como lenguado o solla, habrá posibilidad de intercambio de especies con otros países para que los barcos que tengan que evitar los descartes puedan seguir su actividad.

"Es un alivio que se hayan buscado fórmulas de equilibrio consensuadas, y hay que agradecer la buena disposición de los países que tienen cuotas excedentes", ha reconocido Touza.

Finalmente, el presidente de ARVI ha destacado que el reparto de cuotas para 2019 y los incrementos en las posibilidades de pesca ponen de manifiesto que "la gestión sostenible" y los "sacrificios" que está llevando a cabo el sector en los últimos años "están teniendo resultado, porque la situación de los caladeros va mejorando".

Asimismo, ha valorado como "clave" la "interlocución" entre el sector, la administración y la comunidad científica, lo que ha tenido sus frutos pese a que "la negociación ha sido dura".