Actualizado 11/02/2012 23:41 CET

El administrador de Torres emitía facturas por orden de éste pero se desmarca de posibles irregularidades

Marco Antonio Tejeiro, Administrador De Las Empresas De Diegotorres
EUROPA PRESS

PALMA DE MALLORCA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Marco Antonio Tejeiro, quien fuera administrador de las empresas del expresidente del Instituto Nóos, Diego Torres, ha afirmado ante el juez que durante el tiempo que ocupó estos cargos se encargó de emitir facturas que le indicaba éste si bien se ha desmarcado de cualquier tipo de irregularidad en torno a ello puesto que nunca tuvo poderes ni firmó en ninguna de las sociedades.

En su comparecencia como imputado dentro de la pieza separada del caso Palma Arena que indaga supuestas irregularidades a través de Nóos, Tejeiro ha incidido en que bajo la instrucción del exsocio del Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, realizaba las facturas y ha recordado que se trata de una labor que desarrolló tanto en Nóos como en Nóos Consultoría Estratégica, Virtual, Intuit, Shiriamasu y Aizoon, según han apuntado fuentes jurídicas a Europa Press.

Su comparecencia se ha prolongado durante más de tres horas y tras él ha comenzado a declarar el abogado experto en fiscalidad internacional, Salvador Trinxet, de Braxton Consulting, quien presuntamente ayudó a Urdangarin y Torres a crear una red de evasión fiscal a fin de desviar a paraísos fiscales los fondos obtenidos a través de Nóos.

También ha comparecido ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, el excontable de Nóos, Miguel Tejeiro, quien ha afirmado que tanto el Duque de Palma como su exsocio le pidieron buscar una fórmula para poder facturar los negocios que querían llevar a cabo fuera de España, si bien ha negado que la intención fuese buscar un paraíso fiscal en el que desviar los fondos obtenidos por Nóos.

El encausado ha precisado que la pretensión de Urdangarin y Torres era llevar a cabo proyectos internacionales en Europa, México y Brasil, de forma que para poder facturarlos necesitaban contar con una sociedad en el extranjero, para así poder optimizar recursos y tributar menos. Mientras tanto, tanto Torres como su mujer, Ana María Tejeiro, se han acogido a su derecho de no declarar ante el magistrado.

Palma ja és una ciutat 30