Alcalde de Lloseta: "A veces hay que tomar decisiones no ajustadas a la Ley"

Actualizado 27/01/2015 11:18:29 CET

PALMA DE MALLORCA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Lloseta, Bernat Coll, quien desde este martes está siendo juzgado junto a otros tres miembros del Ayuntamiento por cinco delitos de prevaricación a raíz de la concesión presuntamente irregular de distintas licencias, ha subrayado que "a veces hay que tomar decisiones no ajustadas a la Ley" puesto que, en relación a una de las adjudicaciones, "entendí que era más favorable la construcción de un centro de día que no un informe en contra". "Nunca lo hice con mala intención", ha remarcado.

   Así lo ha puesto de manifiesto durante el juicio que se celebra en el Juzgado de lo Penal número 6 de Palma, a preguntas de la Fiscalía, que solicita una pena de siete años de inhabilitación por cada uno de los delitos que imputa tanto a Coll como a Pere Joan Martorell -exdirector general de Cultura del Govern durante el último Govern del Pacte-, Juan Coll y María Alemany, quienes eran regidores en el Consistorio en los años en que sucedieron los hechos -entre 2004 y 2008-.