Publicado 17/02/2021 13:17CET

El Área de Salud pitiusa, "tranquila" tras la denuncia del Satse, asegura que "se cumple con la legislación"

IBIZA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Área de Salud de las Pitiusas ha expresado este miércoles su "tranquilidad" ante la denuncia que Satse ha presentado ante Inspección de Trabajo y ha reiterado que se cumple con la legislación y que existe un compromiso y esfuerzo con la información y transparencia hacia los delegados sindicales.

Desde Salud, en un comunicado, han señalado que se está cumpliendo la normativa vigente en relación a las mascarillas FFP2 y han considerado que Satse ha interpretado "de manera errónea" una resolución que aborda la comercialización de las mascarillas KN95.

Así han contestado desde el Área de Salud al sindicato, que ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para acusar a la Gerencia de vulnerar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Desde Salud han asegurado entender que "hay una interpretación errónea por parte de Satse de la resolución de 28 de septiembre de 2020 de la Secretaría General de Industria y la Pequeña y Mediana Empresa, resolución que aborda únicamente la comercialización de las mascarillas KN95, pero no el uso personal que pueda hacerse de este material".

Según esta resolución, si este material fue adquirido en 2020, puede ser utilizado pero no comercializado. "Es simplemente una cuestión de certificación, no de calidad, y, por tanto, en el Área de Salud se cumple con la reglamentación vigente", han considerado.

Desde Salud han asegurado que el pasado año se hizo un "enorme esfuerzo" para asegurar el material suficiente para afrontar las oleadas de la pandemia, lo que les permite tener material almacenado.

Asimismo, han señalado que desde la Dirección de Gestión han ampliado el número de reuniones legalmente establecido con el Comité de Seguridad y Salud Laboral para informar de primera mano "con total transparencia y con mayor agilidad de la prevista". Así, han afirmado haber triplicado en este sentido el número de reuniones contempladas por ley que, según la reglamentación, deben celebrarse con carácter trimestral y se están llevando a cabo mensualmente o a lo sumo cada cinco semanas.

También han confirmado que se cumple la normativa con las embarazadas, evaluando su puesto de trabajo y siendo apartadas de labores asistenciales, incluso destinándolas a labores telemáticas, a atención telefónica en su domicilio o a labores de rastreo en la tercera planta del hospital.

El sindicato ha explicado este miércoles, entre otras cuestiones, que desde julio de 2020 se han presentado numerosas notificaciones sobre los riesgos que sufren los trabajadores del hospital. Así, ha criticado que la Gerencia no distribuya mascarillas FFP2 e infrinja otras medidas de protección, como la falta de mamparas para personal sensible y embarazadas.

Para leer más