La Assemblea de Docents asegura que el cómic no ha dado a alumnos

Actualizado 19/04/2014 10:52:27 CET
Actualizado 19/04/2014 10:52:27 CET

La Assemblea de Docents asegura que el cómic no ha dado a alumnos

Del IES son Ferrer

Cómic sobre educación de Baleares
Foto: FNCB

PALMA DE MALLORCA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Assemblea de Docents del IES son Ferrer ha asegurado este viernes que no se han repartido ejemplares del cómic 'Els tentacles de les tenebres' entre los alumnos del centro y han aseverado que son "muy conscientes" de que este tebeo, que se posiciona en contra de la política educativa del Govern, "está dirigido a adultos y que por nada del mundo" se les ocurriría "difundirlo entre los alumnos".

   En un comunicado, han señalado que "es falsa" la información aparecida en varios medios de comunicación locales en las que, según censuran, "se asegura que en este centro se han repartido a los alumnos ejemplares de este cómic del que se han editado un total de 10.000 ejemplares.

   Así, han manifestado su preocupación ante la publicación de este tipo de noticias que parecen tener "como único objetivo" el "enfrentamiento con el resto de la sociedad" y que "no dejan de ser", desde su punto de vista, "calumnias y difamaciones" y por lo que han pedido "una rectificación".

   En la publicación se explica la trayectoria política de la Conselleria de Educación desde la etapa del exconseller, Rafael Bosch, hasta la etapa actual de la consellera, Joana Maria Camps, "que ha cedido, por órdenes superiores, la dirección de la Conselleria a manos de los fanáticos".

   Desde el Instituto de Política Familiar de Baleares(IPFB) mostraron este jueves su satisfacción por los efectos que está teniendo la denuncia ante la Oficina de Defensa de Derechos del Menor (ODDM) del Govern sobre este cómic, que, según explicaron, fue "repartido en algunos centros educativos por vulneración de los derechos del menor".

   Asimismo, el IPFB señaló que estarán "vigilantes ante lo que pueda ser una grave vulneración de los derechos de los menores" ya que, según explicaron, "no se puede pasar por alto el intento de politizar las aulas utilizando unas legítimas reivindicaciones.