La Audiencia Provincial decide mantener a Duchemin en prisión por riesgo de fuga y destrucción de documentos

Actualizado 28/08/2007 20:08:15 CET

Los magistrados consideran insuficiente el arraigo del empresario a Mallorca

PALMA DE MALLORCA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Palma ha desestimado el recurso de apelación presentado por el empresario francés Patrick Duchemin, implicado en la causa que investiga las dobles ventas inmobiliarias en Andratx (Mallorca), confirmando así que el acusado debe permanecer en prisión sin fianza por existir riesgo de fuga y un "evidente" peligro de obstrucción a la justicia.

Así figura en el auto dictado por los magistrados de la Sección Segunda al que tuvo acceso Europa Press, con el que se rechaza el recurso presentado por el abogado defensor de Duchemin, Fernando Mateas, contra la negativa del Juzgado de Instrucción 1 de Palma de conceder la libertad provisional al empresario --en prisión desde el pasado mes de abril por su supuesta relación con la trama de blanqueo de capitales y estafas múltiples destapada en la operación 'Relámpago'--.

Tras la vista de apelación celebrada ayer, los magistrados basan su decisión en la insuficiencia de arraigo de Duchemin --uno de los motivos alegados por Mateas-- y en el "innegable" riesgo de obstrucción de la investigación judicial derivado de la complejidad de la causa y el actual momento del proceso. "Basta deducir la existencia de este riesgo de fuga en el tipo de delito cometido y la gravedad de la penalidad que lleva aparejada", dice el auto.

Con respecto a la posibilidad de que Duchemin pudiera entorpecer el desarrollo del juicio, afirman que la Audiencia Provincial no tiene constancia de que la documentación intervenida constituya la totalidad de la causa y apuntan que con el avance de la investigación se van teniendo noticias de nuevos delitos que revelan la existencia "una organización más extensa y compleja de la que en un principio se había detectado, con intervención de personas extranjeras y utilización de servicios de falsificación".

Estos fundamentos invalidan las alegaciones de Mateas acerca de la existencia de arraigo suficiente en Duchemin derivado de su familia adquirida y de su residencia en Mallorca durante más de 14 años. También contradicen el argumento de la imposibilidad del empresario de destruir pruebas, ya que toda la documentación de la causa --afirma la defensa-- se encuentra a disposición de la Justicia.

Otro de los motivos por los que se solicitaba la libertad para Duchemin hacía referencia a un posible "agravio comparativo", dado que el abogado Miguel Feliu, quien "se perfila como 'director' de las operaciones investigadas", según señala el auto, se halla en libertad bajo fianza de 500.000 euros.

A este respecto, los magistrados consideran que, debido al distinto grado de arraigo, ambas situaciones "no pueden resultar comparables". Remarcan que Duchemin "figura en documentos obrantes de la causa con nacionalidad francesa" y que "no han podido ser hallados bienes a su nombre en la isla", mientras que en el caso de Feliu es patente un arraigo profesional, familiar y de origen, además de que "carece de arraigo en otro territorio".

Este auto atiende los argumentos esgrimidos por el fiscal anticorrupción de Balears, Pedro Horrach, quien se opuso --igual que el resto de abogados de la acusación-- a la libertad de Duchemin al considerar que hay riesgo de fuga y posibilidad de que influya en testigos u obstaculice la investigación.

El empresario francés es consejero delegado de Detursa, una sociedad creada por el bufete Feliu relacionada con la supuesta estafa en Andratx. La Fiscalía Anticorrupción imputa a Duchemin "44 delitos de estafa, 4 falsedades en documento oficial, delito contra la hacienda pública, delito de asociación ilícita y delito de blanqueo de capitales".