Baleares cerró 2018 con saldo vegetativo positivo, con 1.946 nacimientos más que defunciones

Actualizado 19/06/2019 14:55:47 CET
Gairebé el 85% de les dones menors de 30 anys a Balears no té fills
PIXABAY - Archivo

PALMA DE MALLORCA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Baleares cerró 2018 con saldo vegetativo positivo, con 1.946 nacimientos más que defunciones, lo que sitúa al archipiélago como la tercera Comunidad con mayor saldo vegetativo, por detrás de Madrid y Murcia.

Así lo revelan los datos provisionales de Movimiento Natural de la Población y los Indicadores Demográficos Básicos que ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística.  El número de nacimientos baja un 0,4% en Baleares en 2018, hasta los 10.243. De ellos, 3.055 (29,8%) son de madre extranjera.

Así, la tasa bruta de natalidad se sitúa en las Islas en 8,71 nacidos por cada 1.000 habitantes. Este indicador es de 7,68 puntos entre las españolas y de 12,75 entre las extranjeras.

El indicador de fecundidad en Baleares baja hasta los 1,21 hijos por mujer, 1,17 entre las españolas y 1,39 entre las extranjeras. La edad media de maternidad entre las residentes en la Comunidad se sitúa en 31,80 años.

MARC Y SOFÍA, LOS NOMBRES MÁS POPULARES PARA LOS RECIÉN NACIDOS

Los nombres más frecuentes entre los recién nacidos en Baleares son Marc y Sofía. En popularidad les siguen, en el caso de los niños, Pau, Lucas, Hugo, Joan, Adrián, Leo, Daniel, Martí y Martín; y en el de las niñas, completan la lista Emma, Julia, Paula, Martina, Carla, Lucía, María, Laia y Aina.

DEFUNCIONES

Por otra parte, en Baleares la cifra de defunciones bajó en 2018 un 0,7%, hasta las 8.297. Del total, 796 (9,6%) corresponden a extranjeros. La esperanza de vida media es de 83,1 años.

Además, hubo 44 muertes fetales tardías -fallecimiento antes de la completa expulsión del cuerpo de la madre, cuando el feto era viable, un indicador que diferencia de los abortos- y dos casos de nacidos vivos que vivieron menos de 24 horas.

La tasa bruta de mortalidad en las Islas es de 7,1 defunciones por cada 1.000 habitantes. Si se observa la mortalidad infantil -defunciones de menores de un año de vida, la tasa es de 1,85 defunciones por cada 1.000 nacidos, un 0,23% del total de defunciones. Entre menores de cinco años, la tasa de mortalidad es de 2,64 defunciones por cada 1.000 nacidos.

EL 84% DE LOS MATRIMONIOS CELEBRADOS EN BALEARES SON CIVILES

En Baleares se registraron 4.785 matrimonios, de los que 4.036 (el 84,3%) son civiles. Así, constan 594 matrimonios celebrados según la religión católica y 24 por otros ritos. En 1.422 de los enlaces celebrados en las Islas en 2018, al menos uno de los cónyuges era extranjero.

Los meses en los que se celebraron más bodas fueron septiembre (696) y junio (612), y los que menos, enero (160) y febrero (235).

LA CIFRA DE NACIMIENTOS EN ESPAÑA ES LA MÁS BAJA EN 20 AÑOS

La cifra de nacimientos en España es la más baja en 20 años, según han señalado a Europa Press fuentes del Instituto Nacional de Estadística (INE) al dar a conocer los datos provisionales. El año pasado se produjeron 369.302 nacimientos en el país, frente a los 365.193 de 1998, la cifra más baja de la serie hasta la fecha. Desde ese año, la cifra ha ido aumentado progresivamente y alcanzó el máximo en 2008, con 519.779, para volver a bajar el año pasado.

Como resultado del aumento en el número de defunciones y de la disminución en el número de nacimientos, el crecimiento vegetativo de la población residente en España (es decir, la diferencia entre nacimientos de madre residente en España y defunciones de residentes en el país), fue negativo en 56.262 personas en el año 2018, una cifra récord desde 1941, cuando empezaron los registros.

En 2018 la edad media a la maternidad de las españolas aumentó hasta 32,7 años, lo que implica que por primera vez ser superan los 31 años de media a la hora de tener el primer hijo, han señalado desde el INE.

Por otro lado, durante 2018 fallecieron en España un total de 426.053 personas, un 0,4% más que en 2017. La tasa bruta de mortalidad fue de 9,1 defunciones por cada 1.000 habitantes, similar a la del año anterior. En cualquier caso, se trata de otra cifra récord.

Para leer más