Baleares se mantiene como la undécima comunidad en el ránking de competitividad fiscal, con 5,83 puntos sobre 10

Monedas
Europa Press - Archivo
Publicado 12/12/2018 15:29:38CET

PALMA DE MALLORCA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Baleares se ha mantenido en la undécima posición en el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal (IACF), con 5,83 puntos sobre 10, según los datos de la Unión de Contribuyentes (UC) correspondientes a 2018.

Según han explicado desde la Unión de Contribuyentes, el archipiélago sube apenas dieciséis centésimas respecto a 2017.

Este índice clasifica a todas las comunidades autónomas por su capacidad de competir fiscalmente para retener y atraer empresas y profesionales, generando por tanto actividad económica y empleo.

El índice, apoyado por la Fundación para el Avance de la Libertad y por la estadounidense Tax Foundation (que elabora un ranking similar para los cincuenta estados de su país), tiene en cuenta los tramos autonómicos de los grandes impuestos, los tributos cedidos a las comunidades, la especificidad canaria y la de los regímenes forales, y los impuestos adicionales establecidos por cada comunidad autónoma. La autora del informe es la prestigiosa economista Cristina Berechet, y en esta ocasión participa también el presidente de la Tax Foundation, Scott Hodge, de visita en España.

Cabe destacar una ligera contracción de la competencia fiscal entre comunidades, que el año pasado era de 2,38 puntos sobre diez (entre el territorio más competitivo y el menos competitivo) y ahora es de 2,23 puntos.

Por otro lado, el índice continúa claramente liderado por Euskadi y la Comunidad de Madrid, que siguen ocupando las cuatro primeras posiciones (las provincias vascas se miden de forma separada al contar cada una de ellas con administración fiscal propia).

Igual que el año pasado, Vizcaya encabeza el IACF 2018, seguida de Álava, la Comunidad de Madrid y Guipúzcoa. En quinto lugar irrumpe La Rioja, desplazando un puesto a Canarias, que queda ahora sexta a pesar de las particularidades fiscales del archipiélago.

Las comunidades que más bajan son Asturias y Navarra. El Principado cae cuatro puestos quedando antepenúltimo. La Comunidad Foral, a pesar de disponer de concierto económico, pasa del séptimo al décimo puesto. La mejora más pronunciada es la de Extremadura, que sube más de 0,7 puntos sobre diez y pasa de ser la última en 2017 al decimoquinto puesto en 2018.

El último puesto lo ocupa Cataluña, que era penúltima en 2018. Pese a subir unas décimas, es la única comunidad que aún queda por debajo del aprobado. Ello se debe sobre todo a la persistencia de un número muy elevado de impuestos autonómicos adicionales a los cedidos por la Administración central, triplicando la media de tributos propios de las demás comunidades.