El cambio climático ha disparado la temperatura de Baleares cinco grados en 100 años

Actualizado 09/11/2007 20:09:07 CET

Las lluvias han disminuido un 30 por ciento en el mismo periodo

PALMA DE MALLORCA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El último estudio sobre evolución climática elaborado por el Observatorio del Clima de les Illes Balears (Oclib) revela que en los últimos cien años, las temperaturas máximas en Baleares se han incremento una media de 4,83 grados centígrados, un aumento que en el caso de las temperaturas mínimas es de 5,14 grados.

El conseller de Medio Ambiente Miquel Àngel Grimalt, presentó hoy los resultados de este informe, junto con la directora de Cambio Climático, Margalida Estrany, el catedrático en Meteorología de la UIB, Sergio Alonso, y el profesor titular del Grupo de Meteorología de la UIB, Romualdo Romero.

El estudio indica que el incremento de las temperaturas es más acusado en las estaciones de primavera para las máximas y en verano para las mínimas (de hasta 8 grados en ambos casos). Se observa también una suavización en el incremento de las temperaturas máximas y medias con respecto a estudios anteriores.

El mismo informe señala una disminución del 30 por ciento en las precipitaciones anuales, es decir, 190 milímetros menos en cien años. En invierno y otoño, los ritmos de pérdida llegan a ser del 45 y el 40 por ciento respectivamente. El documento confirma una reducción de las precipitaciones moderadas y un aumento de las lluvias débiles y las fuertes.

También se observa una tendencia a la desestacionalización de las lluvias, perdiendo progresivamente la estación húmeda de invierno y otoño, repartiéndose las lluvias obtenidas a lo largo de todo el año en el archipiélago balear.

Grimalt informó de que las líneas de colaboración entre su departamento y la UIB permiten el análisis de variables climáticas como la temperatura, precipitaciones, humedad, viento, nubosidad o nivel del mar para conocer de manera "lo más exacta posible" los futuros escenarios climáticos que podrían darse a lo largo del siglo XXI.

"Es fundamental anticiparse a los cambios y poder establecer medidas para adaptarnos a los escenarios que nos podemos encontrar. La vulnerabilidad de Baleares ante el cambio climático se desprende del hecho de estar rodeados de mar, que subirá de nivel, y de la influencia del clima en la principal industria de las islas, el turismo", afirmó.

Para ello, el Oclib ha puesto en marcha estudios de previsión de futuros escenarios que permitirán establecer en un periodo medios de tiempo las posibilidades de evolución climática. También han desarrollado un nuevo sistema de predicción hidrometeorológica para prever posibles inundaciones por precipitaciones intensas, con la intención de adaptar el sistema de torrentes del archipiélago a los nuevos regímenes de precipitaciones.