Actualizado 25/07/2016 15:02 CET

La consellera de Salud se reúne con la Asociación Balear de la Enfermedad de Huntington

Gómez con la asociación de Enfermedad de Huntington
CAIB

PALMA DE MALLORCA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) - -

La consellera de Salud, Patricia Gómez, se ha reunido este lunes con la presidenta y secretaria de la Asociación Balear de la Enfermedad de Huntington, Catalina Suau y Aina Gil, respectivamente, que han solicitado acciones que permitan dar a conocer la enfermedad la sociedad "para evitar la estigmatización que todavía sufren los pacientes".

Durante este primer encuentro, Catalina Suau y Aina Gil han presentado a la titular balear de Salud los objetivos de la asociación, su actividad y los servicios que ofrece a enfermos y familiares, así como las principales necesidades que actualmente tienen los afectados, informa el Govern en un comunicado.

Por su parte, la consellera ha explicado cómo se aborda actualmente la enfermedad de Huntington desde el sistema sanitario público de la Comunidad isleña, de forma multidisciplinar, para mejorar la calidad de vida de los afectados.

Patricia Gómez ha expuesto, asimismo, el avance que supone para esta enfermedad hereditaria la reciente incorporación del diagnóstico genético preimplantacional en nuestra cartera de servicios, un diagnóstico indicado para esta y otras enfermedades de base genética, como la fibrosis quística, la distrofia muscular de Duchenne o la hemofilia, entre otras.

La enfermedad de Huntington (EH), también conocida como corea de Huntington, es una grave enfermedad neurológica, hereditaria y degenerativa.

La EH es una enfermedad rara que afecta aproximadamente a uno de cada 10.000 habitantes en la mayoría de los países europeos. En España, unas 4.000 personas tienen esta enfermedad y más de 15.000 afrontan el riesgo de haber heredado el gen de la EH.

La mayoría de las personas desarrollan la enfermedad durante la vida adulta, entre los 35 y los 55 años, aunque aproximadamente un 10 por ciento desarrollan síntomas antes de los 20 años de edad (EH juvenil) y otro 10 por ciento después de haber cumplido los 55 años. Es poco frecuente que aparezcan síntomas antes de los diez años de edad (EH infantil).

Aunque de momento no hay cura para la EH, algunos tratamientos pueden controlar los síntomas de la enfermedad y mejorar la calidad de vida.