Detienen a un hombre y a su pareja por robar material valorado en 50.000 euros de la empresa donde él trabajaba

Publicado 06/06/2019 13:03:11CET
Sucesos.-Detienen a un hombre y a su pareja por robar material valorado en 50.000 euros de la empresa donde él trabajaba
POLICÍA NACIONAL

Los robos se han producido a lo largo de más de dos años, pero al principio la empresa no sospechó de sus trabajadores

PALMA DE MALLORCA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Palma a un hombre por presuntamente robar material de la empresa de fontanería en la que trabajaba, y a su pareja, a la que se señala como la encargada de la venta de los efectos robados en el mercado negro.

El detenido es un trabajador de 31 años y los robos se han prolongado a lo largo de más de dos años, según ha informado en una nota de prensa la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Baleares.

La empresa es una compañía de distribución de conocidas marcas de decoración de baños y aparatos de aire acondicionado. Calculan que se han robado más de 8.000 efectos como aparatos de aire acondicionado, grifería, duchas, toalleros, colgadores, tapaderas, tornillería y otros objetos. El precio total en el mercado legal ascendería a 50.000 euros.

Los responsables de la empresa detectaron desde hace más de un año la pérdida del material, pero no dudaban de ningún trabajador y confiaban plenamente en todos ellos. Finalmente, en mayo los gerentes presentaron una denuncia ante la Policía al tener ya sospechas de que el autor era personal de la empresa.

FINGÍA QUE SE MARCHABA PARA ENTRAR CUANDO NO QUEDARA NADIE

Según la Policía, el detenido esperaba a que finalizara la jornada laboral, cogía su vehículo particular y simulaba que se marchaba para poder entrar a escondidas cuando las instalaciones estuvieran vacías. En concreto, daba una vuelta a la manzana del polígono donde se sitúa la empresa y después regresaba a la nave, entraba con completa impunidad y cargaba su maletero con el material.

Tras una investigación de más de un mes los agentes descubrieron un trastero de una finca de Can Pastilla donde el detenido guardaba los efectos. En el registro policial se intervinieron más de cincuenta objetos robados, así como cajas vacías de material que ya había vendido a través de internet.

Las ventas se realizaban a través de aplicaciones, a un menor coste. Supuestamente, la encargada de hacerlo era su pareja sentimental, que según la Policía sabía que los objetos eran robados. La mujer utilizaba su número de teléfono para citarse con los compradores. Fue detenida el lunes.

Los investigadores están realizando un detallado inventario tanto de la procedencia de los efectos intervenidos como del material que ha ido desapareciendo.

Para leer más