Publicado 27/02/2021 16:42CET

Detienen a tres personas por un delito de trata de seres humanos, amenazas, coacciones y prostitución en Palma

Archivo - Foto de archivo de un coche de Policía
Archivo - Foto de archivo de un coche de Policía - POLICÍA NACIONAL - Archivo

PALMA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han procedido este pasado jueves a la detención de dos hombres de 36 y 32 años de edad, y una mujer de 25 de años de edad, como presuntos autores de un delito de trata de seres humanos para la explotación sexual.

Según ha informado la Policía este sábado en una nota de prensa, las pesquisas se iniciaron en noviembre del pasado año 2020, en el marco de la operación 'Island', llevada a cabo por la Ucrif, a raíz de la denuncia interpuesta por una víctima, que fue captada cuando se encontraba en su país de origen (Colombia).

El principal detenido le ofreció la posibilidad de venir a España, más concretamente a la localidad de Palma a ejercer la prostitución
para él, contrayendo una deuda de 2.000 euros por traerlo hasta España, aceptando dicho ofrecimiento la víctima por las graves condiciones que estaba sufriendo en su país de origen.

Entonces, el presunto autor envió el dinero para abonar el billete de avión y los restantes gastos del viaje a un familiar que tenía en Colombia, para que por parte de las autoridades españolas no pudieran seguir el rastro del viaje de la víctima en caso de denuncia o bien de investigación policial.

Una vez en Palma de Mallorca aparte de tener que abonar la deuda
contraída, la víctima tenía que trabajar ejerciendo la prostitución en el piso que el detenido explota junto a su pareja sentimental en la zona centro de Palma. Dicho piso es conocido en redes sociales, así como entre los anunciantes de las páginas de contactos de transexuales.

Las condiciones en las que tenía que prostituirse la víctima eran infrahumanas, teniendo que trabajar 23 horas diarias sin días libres, entregando el 50% de todos los servicios sexuales a los principales detenidos así como tener que ir abonando la deuda contraída, y era controlada en todo momento por los detenidos para cerciorarse que trabajaba y generaba dinero para ellos con los servicios sexuales.

Pasados unos meses, la víctima decidió irse a residir a Santa Cruz de Tenerife, teniendo pendiente 800 euros en concepto de la deuda
mencionada, y los detenidos la llamaban y le remitían mensajes
telefónicos para amenazarla y coaccionarla para que pagara la deuda
pendiente.

Una vez que los agentes de la Policía tuvieron conocimiento de los
hechos, se procedió a la identificación y posterior detención de los presuntos autores por un delito de trata de seres humanos con explotación sexual, amenazas, coacciones y delito relativo a la prostitución, además de liberar a la víctima de su explotación.

Para leer más