La doctora Nadiya Popel responde únicamente a las preguntas de su abogado

Publicado: jueves, 8 febrero 2024 15:04

PALMA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La doctora Nadiya Popel ha declarado este jueves en el Juzgado de Instrucción número 3 de Maó por un presunto delito contra la salud pública acusada de utilizar productos como lejía o disolvente, aunque ha respondido únicamente a las preguntas de su abogado.

Fuentes cercanas al procedimiento han indicado que durante la declaración, la médica ha evitado contestar al resto de las partes y que en ocasiones se ha referido a cuestiones ajenas al procedimiento.

Antes de entrar en el juzgado, Popel ha asegurado que se trata de una jornada histórica y muy importante ya que "la medicina oficial se está mostrando tal como es, mientras que la medicina alternativa ha salido del escondite y está siendo atacada".

Popel ha reconocido que el camino que ha escogido es el difícil, "pero que la alternativa es no decir nada", por lo que ha escogido "el camino correcto de luchar por los principios y la ética".

Cabe recordar que el Colegio de Médicos de Baleares, que ejerce acusación, acordó la expulsión provisional de Popel el pasado mes de septiembre por "infringir de manera reiterada" el Código de Deontología Médica. La Comisión de Ética y Deontología podría determinar la expulsión definitiva de la colegiada.

En un informe, se señalaba que Popel pone en riesgo la seguridad de los pacientes por la utilización de productos como lejía, agua oxigenada o disolvente industrial, sin base científica, no autorizados, de origen "poco claro", con envases con la etiqueta escrita a mano o elaborados de forma "casera" como en el caso del llamado "ormus".

Indicaron también que la doctora lleva a cabo publicidad de productos con "supuestas" propiedades curativas, regenerativas y preventivas, no apoyados por estudios con base científica para tratamientos de melanomas metastásicos o tumores mamarios de gran tamaño.

Tampoco concede el "debido respeto a la dignidad de los pacientes al exponer en los vídeos su cara, su cuerpo, su enfermedad y su vulnerabilidad, incluso aunque hubiera un consentimiento por parte de los pacientes".

Contador