Actualizado 04/06/2009 21:59 CET

Estarás desea que UM "se arregle cuanto antes" para evitar que sus diferencias deriven en una "crisis en el Govern"

PALMA DE MALLORCA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP, Rosa Estarás, deseó hoy que UM "se arregle cuanto antes" y tenga en cuenta el deseo de sus afiliados para evitar que sus diferencias internas deriven en una "crisis en el Govern", ya que, según señaló, esto es realmente lo que preocuparía a los ciudadanos, puesto que afectaría a las inversiones y al futuro de la Comunidad Autónoma.

En declaraciones a Europa Press, tras celebrar un acto electoral con las Nuevas Generaciones del PP, Estarás se refirió así al cambio en la Presidencia de UM, a partir del próximo lunes, cuando el actual portavoz de esta formación en el Consell de Mallorca, Miquel Ángel Flaquer, sustituirá a Miquel Nadal.

"Cada partido se tiene que preocupar de su casa y yo ya tengo suficiente trabajo con la mía", destacó Estarás, al tiempo que dijo que el cambio en la Presidencia de UM no afectará a sus relaciones con esta formación, a pesar de que admitió llevarse "muy bien" con Miquel Nadal, a quien calificó de "amigo".

No obstante, la líder del PP precisó que una cosa son las relaciones personales y otra las relaciones de partido, que están "por encima" de las anteriores y, en esta línea, señaló que el PP siempre estará "al lado" de aquellos partidos que propongan "algo positivo para los ciudadanos".

Por otro lado, confió en que los cambios en UM no afectan al Ejecutivo autonómico, teniendo en cuenta que ya ha tenido "muchas crisis, debido a las muchas peleas entre los socios", quienes, a su juicio, están "a la greña permanentemente, lo que nos ha costado muchos puestos de trabajo, pérdidas de inversiones y un aumento de la crisis económica".

De este modo, Estarás criticó que el presidente del Govern, Francesc Antich, está cada día en una "pelea distinta" y, por ello, indicó que, a día de hoy, se desconoce la postura única del Ejecutivo, respecto a las políticas en materia de carreteras, tren, turismo, construcción y modelo económico.

"El Ejecutivo de Antich no es un Govern sino que son seis peleándose como locos y, si a eso le sumamos las crisis internas de partido, esperamos que no empeoren las de por sí maltrechas relaciones de los socios de Gobierno", zanjó la presidenta de los 'populares'.

Palma ja és una ciutat 30