Marí firma el segundo acuerdo de vigilancia de edificios públicos

Actualizado 21/02/2015 12:15:51 CET
José Vicente Marí y Miralles
Foto: CAIB

PALMA DE MALLORCA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El conseller de Hacienda y Presupuestos, José Vicente Marí, ha firmado el acuerdo marco para la contratación centralizada de los servicios de vigilancia y seguridad destinados a la Administración de la Comunidad Autónoma de Baleares y su sector público instrumental.

   El acuerdo marco, que gestionará la Central de Contratación del Gobierno, se ha formalizado el 17 de febrero y su vigencia comenzará al día siguiente de la publicación en el BOE.

   A partir de este momento durante un plazo de dos años todos los contratos de vigilancia que se tramiten en el ámbito de la administración autonómica, incluido el sector público instrumental, deberán tramitarse al amparo del Acuerdo Marco.

   Se trata del segundo acuerdo marco que se pone en marcha para estos servicios. El primero, formalizado en febrero de 2013, ha supuesto una de las primeras experiencias en materia de contratación centralizada que se ha llevado a cabo en la Administración de la Comunidad Autónoma y se calcula que el ahorro alcanzado ha sido del 9,4% respecto de los contratos individualizados que se hacían anteriormente.

   La vigilancia de los edificios en los que la Administración de la CAIB ejerce sus funciones o presta sus servicios se fundamenta en la necesidad evidente no sólo de proteger los bienes que forman parte de su patrimonio, sino también de garantizar la seguridad de los representantes y los trabajadores públicos y la de los ciudadanos que, como usuarios y destinatarios de los servicios, acceden a estos edificios.

   Asimismo, la Administración debe asegurar, tanto como sea posible, la integridad de las personas y los bienes en los eventos que organiza, como ferias y otros tipos de actos en los que se reúne un número considerable de personas.

   Por otra parte, hay que recordar que la centralización de la contratación de determinados obras, suministros y servicios de la Comunidad Autónoma de Baleares, mediante la creación de la Central de Compras, es una de las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno para racionalizar el gasto público.

   Además de la reducción de costes, el sistema de centralización permite también alcanzar mejores niveles de control y transparencia en la contratación pública.

   Los acuerdos marcos y los contratos de servicios y suministros centralizados que ya se han adjudicado son los de energía eléctrica, servicios postales, mediadores de seguros, vigilancia y seguridad, y seguros de vehículos.

   Mientras tanto, está en fase de licitación el suministro de combustible de automoción.