Publicado 17/12/2021 18:46CET

Govern da 10 días a los centros sanitarios para elaborar protocolos sobre las pruebas covid a trabajadores no vacunados

Archivo - Prueba de detección del coronavirus.
Archivo - Prueba de detección del coronavirus. - JCCM - Archivo

PALMA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Govern da un plazo de 10 días a los centros sanitarios para aprobar unos protocolos internos de actuación para aplicar el requisito de las pruebas semanales de detección del coronavirus para sus trabajadores no vacunados.

La Conselleria de Salud y Consumo ha elaborado una circular, que se publicará este sábado, para concretar algunos aspectos relacionados con el acuerdo de gobierno, validado por el Tribunal Superior de Justicia, que establece que los trabajadores no vacunados adscritos a centros sanitarios públicos y privados deben presentar tres pruebas de detección del coronavirus --dos de ellas PCR-- a la semana para ir a su puesto de trabajo.

Las personas mencionadas que hayan pasado la infección por COVID-19 están exentas de la realización de estas pruebas de cribado preventivo durante los 90 días siguientes al diagnóstico de la infección.

La circular establece que la obligación de someterse a una prueba de diagnóstico de infección activa PCR que se impone al personal trabajador de los centros sanitarios, con independencia de su estado de vacunación, que se incorpora de un período de permiso o vacaciones, sólo será exigible al personal que se incorpore después de un período de ausencia por vacaciones o licencias de cualquier duración igual o superior a 30 días naturales.

Igualmente, recuerda que se encuentra incluido todo el personal que efectivamente presta servicios en los citados centros sanitarios, por lo que es exigible al personal de empresas contratistas de servicios contratados y que se presten efectivamente en estos centros.

Asimismo, fija que el coste de la realización de las pruebas PCR que efectivamente se hagan en cumplimiento del Acuerdo del Consejo de Gobierno de 13 de diciembre de 2021 lo asume el Servicio de Salud.

La Conselleria de Salud ha recordado que el acuerdo del Consell de Govern del pasado lunes establece que debe realizarse una prueba de diagnóstico de infección activa (PDIA) de detección del SARS-CoV-2 de forma obligatoria al personal trabajador de los centros sanitarios de titularidad pública o privada en el caso de personal trabajador de nueva incorporación o que se incorpora de un período de permiso o vacaciones, independientemente de su estado de vacunación.

Igualmente, el acuerdo afecta a trabajadores no vacunados de los centros sanitarios. Estas pruebas serán tres semanales, dos de las cuales serán tipo PCR.

Por su parte, las personas que hayan pasado la infección por COVID-19 están exentas de la realización de estas pruebas de cribado preventivo durante los 90 días siguientes al diagnóstico de la infección.

La Conselleria ha recordado que la obligación de hacerse pruebas de diagnóstico de infección activa a la que se refieren los dos apartados precedentes de este punto se entiende referida al personal trabajador de hospitales (centros con internamiento), centros de atención primaria, clínicas dentales, centros de cirugía mayor ambulatoria, centros de diálisis y centros de salud mental.

Para leer más