Actualizado 29/09/2009 17:20 CET

El Govern impulsará cursos de formación para las 10.000 personas sordas que hay en Baleares

PALMA DE MALLORCA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Parlament aprobó hoy por unanimidad una proposición no de ley del PSIB que contempla la creación de un grupo de trabajo que evalúe las necesidades formativas de las personas sordas y, por tanto, planifique los cursos adecuándose a sus necesidades para, así, conseguir una mejor integración laboral de este colectivo que engloba a cerca de 10.000 personas en Baleares.

El objetivo de la propuesta es conseguir la plena integración de estos individuos puesto que, pese a contar con un amplio movimiento asociativo, todavía presentan dificultades para que se les garanticen sus derechos en ámbitos como el de la educación, la sanidad, la inserción laboral o la comunicación. Este aspecto, según remarcó la parlamentaria del Grupo Mixto, Marian Suárez, les sitúa en una posición de "inferioridad".

Por su parte, el 'popular' Antoni Serra se mostró "de acuerdo en la parte filosófica" de la propuesta pero exigió al Ejecutivo autonómico "un paso más" así como que "pase a la acción" puesto que, según consideró, no sólo no aporta "soluciones efectivas" a la problemática, sino que, además, el PP presentó una iniciativa similar en pleno del pasado año que no contó con el apoyo de los socialistas.

Asimismo, Serra hizo hincapié en que el tejido asociativo "está a punto de romperse" debido a las dificultades económicas que atraviesan y lamentó que cuando los 'populares' presentan "cosas parecidas" no reciban soporte de la Cámara.

Serra reclamó la incorporación de nuevos puntos que hacían relación, entre otros aspectos, a la necesidad de aprobar un plan de promoción de la autonomía y la comunicación de las personas sordas antes del final de la presente legislatura, así como que existiese una suficiente dotación económica para el desarrollo de diversos programas.

No obstante, las enmiendas no fueron aprobadas por el PSOE ya que, según detalló, Margarita Mercadal ya está en marcha un programa de teleinterpretación.